Dos cuentos Zen – Colaboraciones de Kahena y Cecilia Zaietz

tea_and_zen

Dos amigos se hallaban apoyados en la balaustrada de un puente.
– Mira – dijo uno -, la dicha de los peces en el río.
– ¿Cómo puedes comprender tú, que no eres pez, la dicha de los peces en el río? – preguntó el otro.
– Por mi dicha sobre el puente.


Un famoso profesor espiritual llegó hasta la puerta del palacio del rey. Ninguno de los guardias intentó detenerlo mientras entraba y caminaba hacia donde el mismo rey estaba sentado en su trono.

– “¿Qué quiere?”, preguntó el rey, reconociendo inmediatamente al visitante.

– “Quisiera un lugar para dormir en esta posada”, contestó el maestro.

– “Pero esta no es una posada”, dijo el rey, “es mi palacio”.

– “¿Puedo preguntar quién era el dueño de este palacio antes de usted?”

– “Mi padre.  Él está muerto”.

– “¿Y quien era el dueño antes de él?”.

– “Mi abuelo.  Él también está muerto”.

– “¿Y este lugar en donde la gente vive por un corto tiempo y después se muda, acaso le oí decir que no es una posada?”



Agradecemos los aportes de nuestras lectoras Kahena y Cecilia Zaietz, al habernos enviado estos dos hermosos y didácticos cuentos de contenido Zen para nuestro disfrute.


Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo alma, budismo, espiritu, iluminacion, meditacion, paz interior

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s