Un budista… ¿es un cínico o un soberbio?

Como Budista, no creo en un Dios externo a mí; no soy ateo, soy no teista. Tampoco creo en la Patria, ni en la raza, ni en el pueblo, ni en alguna ideología, ni en la amistad, ni en la seguridad, ni en la confianza. Ni siquiera creo en Buda. Un Budista simplemente no cree. Esta manera tan particular de un budista de ver el mundo y la vida  pudiera hacer pensar que sí, que es un cínico o un soberbio, pero no lo es y hay mucha sabiduría detrás de esa manera de percibir. Mirar la realidad tal cual es, sin cristales que la distorsionen, no implica mirarla en forma cínica o soberbia  sino real. Sin ideologías ni creencias preconcebidas que alteren nuestras percepciones. El budista sabe que la mente teje trampas, y para evitar el sufrimiento evita caer en ellas.


El sufrimiento nace del deseo, del deseo de tener, de ser como, y de abandonar. Queremos tener, y al no tener lo que queremos sufrimos. Queremos ser de otra manera, y al no serlo sufrimos. Queremos dejar de ser como somos, y al no lograrlo sufrimos. ¿De qué manera podríamos dejar de sufrir? Anulando el deseo. Al no desear, al dejar las cosas tal como son y están, recobramos la calma y la paz del espíritu. Esto no significa deshacerse de todo y hacerse el ermitaño y aislarse del mundo, sino mirar la realidad en su verdadera dimensión y utilidad, con indiferencia, tal cual es. Significa mirar un reloj por su capacidad de dar la hora sin fijarse ni en su marca ni en su apelación a algún estátus social. Significa mirar un puesto de trabajo sin fijarse en su nivel, por muy alto que sea. Significa no darle importancia a conceptos tan caros a la sociedad como la lealtad o el patriotismo, o a la fe, porque sabemos que eso no existe en forma real y que de acuerdo a las circunstancias es igual a humo. Significa percibir en su verdadero significado conceptos tales como la confianza, o la seguridad. Significa no tomar partido ni juzgar lo que se percibe.

Si se adopta esa posición, esa manera de percibir, es comprensible que se malinterprete porque estamos acostumbrados, condicionados a mirar la realidad bajo cristales ajenos. Los hombres no son hombres sino hermanos, amigos, enemigos, gays, campeones, perdedores, cualquier cosa menos lo que realmente son: hombres. Y así con todo lo que nos rodea. ¿Por qué lo hacemos así? Porque así nos lo enseñaron aquellos a los que conviene que no miremos la realidad tal cual es. Si miráramos la realidad tal cual es, no existirían los enemigos, y eso no le conviene ni a los políticos ni a los sacerdotes.

El que adhiere y practica las ideas budistas no es un cínico ni un soberbio; es un espectador. Mira la vida y lo que contiene tal como es, esencialmente. Mira el río del cambio sin preguntarse por la calidad del agua. El Budista no entiende la realidad, la comprende; la percibe con el corazón, no con la mente.


Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo alma, budismo, espiritu, iluminacion, meditacion, paz interior

2 Respuestas a “Un budista… ¿es un cínico o un soberbio?

  1. Mirasol Paredes

    Porque tambien no se puso un hombre semidesnudo?

    • Mariano Merino

      Tienes razón. Hace un año que se subió este artículo y hasta ahora nadie había comentado lo que tu, respecto a la foto. Para evitar susceptibilidades, se cambia por una más apropiada. Muchas gracias por el feedback. Namaste.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s