¿Qué espiritualidad necesitamos?

la-vida-cotidiana1

¿Qué buscamos? ¿Tranformarnos en monjes tibetanos? ¿Escaparnos del mundo y sus placeres y sus horrores? ¿Ser Meditantes a tiempo completo? Como occidentales, no tenemos en nuestra cultura esa capacidad de aislarnos y recorrer los caminos en pos de una redención. Ni nosotros lo haríamos ni los que nos rodean lo aceptarían. No está en nosotros. Pero sí está el buscar la felicidad que nuestro sistema de vida nos niega, la paz mental que nuestro día a día nos mezquina, responder las preguntas que nosotros mismos nos hacemos respecto a la correspondencia entre valores y práctica. Hay tantas preguntas y tan pocas respuestas.

Nada conseguiremos desde afuera. Ya la religión, la moral, la ética no nos sirven porque nosotros mismos nos hemos encargado de corromperlas y dejarlas abandonadas. Ya Dios no nos ayuda porque desde afuera no se puede hacer nada. Ya se hizo carne en nosotros que toda redención viene desde adentro. Que todo está en nosotros mismos, y que si queremos obtener todo lo que buscamos debemos trabuscar entre nuestras basuras internas y encontrar esa semilla que aún no ha germinado por falta de oxígeno.

El qué lo tenemos claro; es el cómo el que nos desconcierta. Cada cual lucha solo por encontrar, y cada cual elige las armas que lo ayudarán. Cualquier camino es bueno si es que viajas solo.

Yo busqué y encontré el Budismo. Estoy bebiendo en este manantial. Tomo las frutas que me ofrece y elijo la que me conviene. Estudio el método, el modelo, y lo aplico a la vida diaria. No me lleva el convertirme en un Iluminado, no soy capaz de llegar hasta allá; sólo busco la paz interna, el conocimiento de mi propio Yo, mi propia espiritualidad. Estoy recorriendo el Camino del Medio que predica Buda.

Quiero una espiritualidad para el diario vivir, para la oficina, para el supermercado, para manejar mi vehículo, para lavar mi ropa y preparar mi comida. Quiero convertirme en alguien mejor porque creo que es la única manera de que todo el mundo sea mejor. La felicidad está en mí; quiero encontrarla.

Y en esta búsqueda no estoy solo. Hay muchas personas que sienten lo mismo, hay otras que me acompañan en este peregrinar. Todos pensamos que un mundo mejor se construye con personas mejores.


Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s