Quien no trabaja no come – cuento zen

jardinerozen
Hyakujo,  el maestro zen chino,  acostumbraba a trabajar con sus discípulos,  incluso cuando contaba ochenta años,  arreglaba los jardines,  limpiaba el terreno y podaba los árboles.
Los pupilos sentían lástima al ver al anciano maestro trabajando tan duramente,  pero sabían que no les escucharía cuando le aconsejaran detenerse,  así que escondieron sus herramientas.
Ese día,  el maestro no comió.  Al día siguiente tampoco comió,  ni al subsiguiente.  “¨Puede que esté enfadado porque hemos escondido sus herramientas”,  pensaban los pupilos.  “Será mejor que las devolvamos a su sitio”.
El día que lo hicieron,  el maestro trabajó  y comió igual que siempre.  Por la tarde les dijo “Quien no trabaja,  no come”.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo budismo, espiritu, paz interior

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s