El Budismo, la pobreza, y los movimientos sociales – Reflexiones de Mariano Merino

cristologia-de-la-liberacion

Algunos comentaristas y detractores alegan que el Budismo tiene un punto flaco: no se preocupa de los pobres. Toda su concepción y todo su accionar se enfoca a la superación individual, al descubrimiento y desarrollo del Yo, y que obvia o ignora al Nosotros, a la sociedad, y por consiguiente a los problemas sociales. Específicamente, no se preocupa de los pobres. Para responder a estos comentarios vale la pena comenzar por las razones del existir:

a) Ninguna idea espiritual nació para preocuparse de los pobres; para eso nació la política. Ni siquiera el cristianismo tuvo como razón de ser a los pobres, pese a que Jesús en muchas de sus intervenciones se refirió a ellos como los hijos predilectos de su padre, Dios. Todas las religiones nacieron para ocuparse del lado espiritual del ser humano, y el espíritu es individuo, no es grupo. ¿O acaso al cielo se entra en patota? Por lo tanto, ¿por qué exigir al Budismo algo que ni siquiera es consustancial a las religiones? El argumento de que el Budismo es indiferente es una falacia, porque nada puede ser indiferente a aquello que no entra en su ámbito. La física nuclear es indiferente a las mariposas… ¿alguien se ha molestado por ello?

b) el Budismo es individualista, en el buen sentido de que propugna el desarrollo espiritual del individuo, no del grupo. El autoconocimiento y la paz espiritual del individuo deberá traer, necesariamente, beneficios a la sociedad. La gran mayoría de los problemas sociales son causados por el manejo grupal, no por la actitud personal. Si no existiera el Grupo no existirían los problemas del Ego, la envidia, la emulación, los problemas de propiedad. La única manera de luchar contra esa lacra es perfeccionar la consciencia del individuo. Una sociedad de participantes observadores y conscientes será una sociedad feliz y libre.

c) El Budismo nunca formará grupos políticos, como las religiones tradicionales. No se verá un Opus Dei ni ninguna institución de ese tipo porque en el Budismo nadie busca el poder. Se confunde Budismo con Lamaismo y se pone al Dalai Lama como ejemplo de que el Budismo tiene un ámbito terrenal. Es posible que el Dalai Lama sea uno de los representantes más conocidos y además cabeza del Budismo de su país, el Tíbet, pero no es el Budismo como es el caso del Papa en el cristianismo. El Dalai Lama es una personalidad política, que además es Budista.  No es el Budismo ni la cabeza del Budismo.

d) El Budismo no tiene cabezas. Ni siquiera tiene sacerdotes, como las otras religiones. Ni siquiera se preocupa de Dios. En el Budismo no existen los intermediarios entre el hombre y la divinidad, porque todos somos divinos, toda la naturaleza es Dios. Ni siquiera Osho y los otros difusores son cabeza de nada más que de su manera de pensar. Son formadores, guías, pero no sacerdotes, y no existen ni órdenes ni directivas de seguirlos y obedecerlos.

e) las sociedades, y sus instituciones las religiones y las fuerzas normativas, han tratado de resolver el problema social y de la pobreza pero no han podido porque se fundan en la fuerza del Ego. No confían en el individuo porque los obligaría a darles libertad para pensar, y eso es insostenible con el ejercicio de su poder. Por eso confían en el Ego y crean formas de pensar basadas en la colaboración (que es una trampa de la mente) o en la competición (que es otra trampa). Pero con uno u otro instrumento, la pobreza continúa peor que nunca y los problemas se agudizan más que nunca. No es ese el camino.

Está más que probado que el camino del grupo sólo conduce al fracaso, aunque seguimos insistiendo. La solución está en hacer que el individuo sea mejor, y ese es el camino del Budismo.

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo alma, budismo, espiritu, iluminacion, meditacion, paz interior

Una respuesta a “El Budismo, la pobreza, y los movimientos sociales – Reflexiones de Mariano Merino

  1. Federico

    muy bueno el punto e)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s