La meditación y los negocios – Fuente: elpais.com

Asientos-avion02

El miembro de la junta de supervisión de Goldman Sachs Group William George es conocido por predicar el mantra de la rentabilidad. En su tiempo libre, recita un tipo distinto de mantra sentado en el asiento de piel de su avión. “El mejor momento para meditar es en un avión”, dice George, de 66 años, a quien le gusta cerrar los ojos y respirar profundamente tan pronto como encienden los motores. “Tengo que viajar a Europa mucho. Si aterrizo a las ocho de la mañana, la meditación me da la oportunidad de descansar profundamente y volver a concentrarme antes de mi reunión de las diez”.

Bob Shapiro, ex responsable ejecutivo de Monsanto, también medita regularmente. Ambos comparten su tranquilidad con otros practicantes de la meditación como el campeón de golf Tiger Woods, y el presidente de Ford Motor, William Ford.


Un creciente número de ejecutivos estadounidenses practican la meditación y han recurrido a prácticas menos convencionales para tranquilizar los nervios cuando el índice industrial Dow Jones tuvo su mayor caída desde la Gran Depresión y las instituciones financieras se declaraban en quiebra en Estados Unidos.

“Si no se practica la meditación se sufre innecesariamente subjetivamente. Y objetivamente se toman malas decisiones. Eso resume la historia”, dice el profesor Shinzen, quien usa un solo nombre. Con 64 años, es instructor desde hace 34 y ha enseñado en Green Mountain Coffee Roasters, que cuenta con una sala de meditación, y a su fundador, Robert Stiller.

George, de Goldman, empezó a meditar en 1974 y lo hace dos veces al día desde entonces. Durante el tiempo que fue responsable ejecutivo de Medtronic alentó a los empleados a que la probaran. Una de las salas de conferencias de la empresa da a los empleados la oportunidad de tomar un descanso mental.

“La meditación ha sido integral en mi carrera; es lo mejor que me ha ocurrido en términos de mi liderazgo. Te permite centrarte en lo que es realmente importante; y no tengo hipertensión desde los años setenta”, dice George, que también forma parte de las juntas de supervisión de Exxon Mobil y Novartis y es profesor de prácticas gerenciales en Harvard Business School.

Shapiro, de 70 años, comenzó a meditar a mediados de los noventa e invitó a los empleados a un retiro de meditación en silencio de dos días antes de destinar salas de la empresa a ello.

La meditación entre los empresarios estadounidenses debe ser más que la expresión de la buena voluntad o el interés personal de un ejecutivo. Las compañías pierden unos 300.000 millones de dólares al año por la disminución de la productividad, absentismo, atención médica y costes relacionados con el estrés, según un estudio de American Institute of Stress. Los padecimientos relacionados con el estrés representan más del 60% de las visitas al médico según el estudio.


Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo alma, budismo, espiritu, iluminacion, meditacion, paz interior

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s