La Libertad como valor en el Budismo – Reflexiones de Mariano Merino

libertad

En el Budismo el objetivo principal es la conquista de la felicidad personal, y ésta se logra solamente a través del autoconocimiento. En la medida que vamos conociendo “quienes somos” vamos escalando niveles de consciencia y vamos tomando control de nuestra vida y por lo tanto de nuestro destino, vamos alejándonos del miedo, que es lo que nos impide ser felices.

Todos nacemos sin miedo. Los niños no temen a nada, pero como sociedad les vamos inculcando el miedo desde el primer momento en que existen. Vamos anulando esa inteligencia natural que traen como principal patrimonio y la vamos reemplazando por normas, por reglas, por el temor. Crecemos con miedo a un Dios que ni siquiera podemos explicarnos, crecemos con miedo a una autoridad que nos es impuesta sin que nadie nos explique sus beneficios, crecemos con miedo a la muerte sin parar en mientes de que no es más que parte del proceso vital de la existencia. El miedo perfila nuestra vida, y no nos favorece ni lo necesitamos; favorece a los demás. El  miedo sirve a los sacerdotes, a los padres, a los dirigentes, a los que guían a los grupos humanos. Ellos necesitan que tengamos miedo de aquellos símbolos que han creado para dominarnos. Ellos nos usan a través de miedos inculcados.

Si queremos ser felices, la primera tarea es liberarnos del miedo, y la manera de hacerlo es explicárnoslo. ¿Por qué tememos a un Dios que ni siquiera sabemos si existe? ¿Por qué tememos a las normas que nos imponen los padres, las autoridades, la sociedad? En la gran mayoría de los casos, nunca nos hemos hecho la pregunta; simplemente crecemos miedosos, y lo que vamos sacrificando en el camino es la felicidad personal.


Si queremos conquistar la felicidad, debemos conquistar la libertad. Libertad de pensar, de hacer, de sentir, de vivir la propia vida. La libertad es la clave para comenzar el proceso del autoconocimiento. No debemos creer que con meditar basta; debemos meditar conscientemente. Debemos cuestionarnos, llegar a la raiz de nuestros temores, explicarnos de donde vienen, y convencernos de que son solamente trampas de la mente. Trampas impuestas por los demás, a través de prohibiciones, guías, reconvenciones, ideologías. Son trampas en la que todos caemos, y que solo podremos sortear a través de un proceso largo y a veces doloroso: la conquista de la libertad.

Preguntémonos, ¿por qué sigo junto a este hombre o a esta mujer con la que ya nada me ata? ¿Por qué sacrifico lo más preciado que tengo, mi Yo, para seguir con esta farsa de familia o matrimonio o relación? Seguramente llegaremos a la conclusión de que estamos en la trampa de la mente: si conquistamos la libertad perderemos el status social, o el disfrute del patrimonio. ¿Vale la pena? Esa es la pregunta que todos debemos hacernos y la respuesta será enteramente personal, pero una cosa es cierta: la respuesta dependerá del nivel de consciencia que se tenga. Cada cual deberá, a través de su introspección, saber si está dispuesto a sacrificar el resto de su vida, la única que tiene, por las convenciones sociales o una casa o un auto lujosos. La decisión también será personal, y una vez tomada no nos quejemos más: ese es el sentido de la expresión “cada cual es el arquitecto de su propio destino”.

La libertad es el valor supremos en el Budismo porque es el que nos define como humanos. Es el valor que nos lleva por el camino de la felicidad. No es una libertad política porque para el Budismo no existe el hombre social; es una libertad personal. Pero no es gratis; hay que pagar el precio del largo camino que nos lleve al autoconocimiento.


Anuncios

1 comentario

Archivado bajo alma, budismo, espiritu, iluminacion, meditacion, paz interior

Una respuesta a “La Libertad como valor en el Budismo – Reflexiones de Mariano Merino

  1. Lo más preciado de la vida misma es la libertad de conocerse a uno mismo y vivir con esa libertad que nos da la acción de llegar a uno mismo, amate primero, porque amandote es cuando y como podes amar a los demás.

    Vive en libertad que seguramente viviras feliz y en paz.

    Cecilia Zaietz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s