¿Quién es Budista? – Reflexiones de Mariano Merino

200501949-001

Recibí el comentario siguiente (resumen): “el budismo es algo mucho más serio que estar escribiendo reflexiones al estilo Hermano Pablo u Osho. Además, budista es el que ha estudiado con un Maestro, mejor si viene de los orígenes (India, Japón, Tíbet)”. Me parece importante referirme a este punto, ya que el Budismo se está transformando en una moda y hay personas que hasta creen que estudiando el idioma japonés o el tibetano podrán alcanzar el Nirvana. Sidharta Gautama no hubiera querido que esto sucediera. Y estoy seguro que el Dalai Lama tampoco.

Tengo mucho respeto por el Hermano Pablo, cuyas pequeñas epístolas leo con fruición. Es del tipo de personas preocupadas por difundir mensajes de esperanza que nacen del espíritu, verdadera fuente de todo cambio. Así como creo en él y su obra, no creo en los que predican el cambio como resultado de la violencia y el resentimiento o la comparación. Al Hermano las palabras le nacen del corazón, a los segundos les nacen del Ego. Por lo tanto, si me comparan con él, es un honor inmerecido el que me hacen.

También tengo mucho respeto por el Iluminado Osho (1931-1990, nacido Chandra Mohan Jain,  también conocido como Acharya Rajneesh en los años 60´s, autollamado Bhagwan Shree Rajneesh en los 70´s y 80´s, y finalmente Osho en 1989) y sus enseñanzas. Su palabra se nutrió del budismo y las demás corrientes religiosas de su nativa India, y están expresadas en un lenguaje simple, llano, comprensible, muy dificil de encontrar en estos temas tan llenos de eruditos y sabios que lo saben todo. Nuevamente, es un honor inmerecido que alimenta mi Ego.

Respecto a lo de estudiar con un Maestro o dedicar toda una vida en un monasterio de los Himalayas, creo que es un exceso. El Budismo no tiene sacerdotes, y tampoco tiene una dogmativa que haya que seguir para ir escalando peldaños en una “carrera budista”. El Budismo no se estudia, se siente, se vive, se experimenta, y es tan budista el que ha “egresado” de un lamasterio como el que vive de acuerdo a prácticas budistas sin saberlo siquiera. La túnica azafrán no hace al budista.

Por mi parte, estudié en la mejor universidad Budista del mundo: la vida. A mis 62 años he pasado por la familia, la ingenieria, he sido explorador en las selvas amazónicas, contrabandista de ganado y otras especies, aventurero en los afluentes de ríos inexplorados, empresario privado y también profesional a sueldo y Gerente General de multinacionales. En esa universidad aprendí que una puesta de sol en el sertao es más bella que una mansión en una gran ciudad, que la compañía de una tribu ayorea perdida en el monte es más compañía que los engolados caballeros de un club de señores, que los títulos y nombramientos nada valen, que todo lo que creemos inmutable no son más que trampas de la mente,  y que en el Eclesiastes está resumido todo: vanidad, todo es vanidad. Y en el mundo de hoy, la vanidad sobra.

En ese largo e interesante camino nutrí mi espíritu y conocí el Budismo, y pude darme cuenta de que siempre fuí budista sin saberlo. Lo he estudiado a fondo por varios años, y las enseñanzas de Buda más las de la madre tierra son las que trasmito ahora en mis Reflexiones. ¿Hago mal?

Para mí, ¿quién es Budista? El que se siente insatisfecho con la vida que lleva, busca la causa, y utiliza el camino diseñado por Buda para satisfacer su espíritu y encontrar la paz interior. Si sabe leer o escribir, o es un Señor o un mendigo, o es considerado sabio, son detalles sin importancia. Mientras menos sepa, mejor: así su taza estará vacía y lista para ser llenada con la verdadera ciencia.

¿Qué espero de mis amables lectores? No espero halagos ni diatribas ni pretendo crear un asram ni una estación de retiros espirituales; simplemente quiero ayudarlos a encontrar su camino sin tener que pasar por los empedrados que pasé yo. Quiero ayudarlos a encontrar a ese Dios que no habita en las iglesias y los templos, que es una mentira, sino que habita en el interior de cada uno de ustedes. Quiero ayudarlos a darse cuenta de que todos vivimos vidas ajenas hasta que nos damos cuenta y queremos enmendar el rumbo en los muy pocos años que nos quedan. Por último, quiero ayudarlos a que tomen consciencia de que somos uno y que todo lo viviente nos concierne, así como todo lo creado. Para eso, no necesito hablar en tibetano o japonés ni vestir túnicas extrañas ni recitar mantras… y ustedes tampoco. Basta con despojarse del orgullo, del Ego y sus tentaciones, y ser. Nada más que ser. Ser uno mismo. Eso es ser Budista.


Anuncios

15 comentarios

Archivado bajo alma, budismo, espiritu, iluminacion, meditacion, paz interior

15 Respuestas a “¿Quién es Budista? – Reflexiones de Mariano Merino

  1. toño

    Cuantos practicantes se preocupan por el “linaje de su practica”?.
    No olviden que el maestro tibetano Padmasambhava comento a la Dama Tsogyal:
    “hay practica externa, una interna y una secreta” cuando tu practica es externa el linaje de tu maestro es importante, cuando es interna “tu practica es tu linaje”, cuando es secreta, “La Bodichita” despertara en ti, y serás parte de la familia de los Budas. Entonces tu linaje será directo de todos los Budas.

  2. Una pregunta simple. El budismo, la iluminación ¿exige práctica?

    • Mariano Merino

      El budismo exige práctica; la iluminación es el estado final de esa práctica.

      • El rey loui

        ¿Por qué? Es decir, el devenir, el mismo concepto de tiempo, de progresión, de evolución ¿no es acaso algo imbricado en el mismo pensamiento? ¿No forma parte de éste, del pasado, de lo que conocemos? “Las cosas han de evolucionar para conseguirlas” ¿Por qué? ¿Por qué he de seguir algo, un sistema, unas formas, un dogma (por muy loables que sean sus intenciones) para ver con claridad? ¿No son los sistemas -incluído propio el sistema para alcanzar la iluminación- parte del problema? ¿Por qué he de confiar en el tiempo, si ha demostrado inútil para resolver nuestro problemas como humanos?

        ¿Por qué he de despojarme del orgullo, del Ego de las tentaciones? No debería más bién examinarlo con cuidado (despojándome de la autoridad que creo en mi mente al seguir algo) para ver si es posible hacer algo con ello. En vez de intentar librarme mediante un sistema del orgullo, etc. ¿No debería darme cuenta de que yo soy el orgullo y quizá el mismo acto de ver me libere de ello?

        No sé si me explico. Lo que quiero decir es que, si miramos con atención, ¿no es en definitiva nuestro pensamiento (que es el ayer, lo conocido, el conflicto) el que nos dice que debemos seguir algo (llámese budismo o lo que sea) y que una vez lo sigamos alcanzaremos “la iluminación”? ¿No es lo que nos han estado vendiendo los gurús de todas las religiones desde el principio de los tiempos?

        Un saludo y gracias por contestarme.

      • Mariano Merino

        Muchas preguntas para alguien que es, seguramente, muy joven. Preguntas ¿Por qué? La respuesta es simple: porque tu te lo preguntas. Depende de lo que buscas. Si lo que buscas es irte al cielo, debes seguir las normas de los que pretenden llevarte allá (sean los 10 Mandamientos o lo que sea). Si lo que buscas es llegar a ser un Iluminado, lo mismo (en este caso, las muchas prácticas para llegar a ella). ¿Por qué? Porque si quieres conseguirlo, debes hacerlo, y punto. ¿A qué discutir lo que no se discute? Si encuentras un camino intermedio o alternativo para llegar a tu fin, síguelo. ¿Quién te lo impide, si no estás amarrado a ninguno de esos dogmas? Crea tu propia religión…. y hazlo ya! No lo pienses tanto ni te atormente con preguntas.

        El budismo, específicamente, traza una linea entre lo que somos actualmente y el estado de Iluminado, y la llama el Camino. Y te plantea un camino para recorrerla. ¿No quieres llegar a Iluminarte? Pues, llega hasta donde quieras. Eso se llama el Camino del Medio. Uno avanza a la velocidad que quiere y llega hasta donde quiere, nadie te obliga a nada porque no hay cielo que conquistar ni infierno que evitar. Simplemente, te irás sintiendo mejor, serás más dueño de tu vida, estarás más satisfecho. ¿Te interesa llegar a Iluminarte? Esa es una opción, pero si lo quieres no hay otra manera que la meditación y esas otras técnicas… ¿o has descubierto otra? ¿Cuál es la otra opción? Ser felices, simplemente felices, sentirnos bien dentro de nuestra piel, dejar de estar insatisfechos con nuestra vida. Esa es mi posición personal. A mi no me interesa en absoluto iluminarme; sólo quiero ser feliz. Y la mayoría de los que me leen comulgan con esta posición.

        Saludos

        De verdad, muchas preguntas…. La vida hay que vivirla, no intelectualizarla.

  3. Yo no quiero ser feliz. No por que sí. Quiero saber por qué no lo soy, soy curioso, nada más.:) Quiero saber por que soy la infelicidad misma, me parece esa la única forma de quizá transformarlo.
    Sin embargo, no respondes mi pregunta principal. ¿Por qué exige práctica la iluminación? ¿Eso es lo que “discuto”? ¿No es la práctica producto de nuestro pensamiento? ¿Y no es nuestro pensamiento simplemente vanidad? ¿Por qué no puedo ‘ver’ ahora con claridad -no dentro de unos años cuando medite mucho-? No vale decir, “oye, no te preguntes tanto, vive la vida…si eres infeliz y no quieres serlo, no tienes otra que meditar, avanzar, seguir esas técnicas y si no haz lo que quieras”. Yo te pregunto ¿quién te dice eso? ¿Buda? ¿Tu pensamiento? ¿y qué es tu pensamiento? El fruto del ayer, la acumulación de siglos que no ha hecho cambiar el mundo. ¿De verdad no te preguntas eso? (demasiadas peguntas ¿no?)

    Lo que digo es que me parece (con todos mis respetos) que lo que propones es quizá muy bonito, pero no ha funcionado.¡No tienes más que mirar el mundo, el dolor, la violencia! El tiempo, me temo, no nos ayudará. Meditar, esforzarse, constreñir durante x tiempo para encontrar lo que buscamos no nos ayudará. ¡Es lo que nos han vendido desde siempre! “Medita, reza, haz esto o lo otro, por qué es el camino para llegar” ¡No! Si desecho mi pensamiento para descubrir, para indagar, desecho todo aquello que lo nutre, incluído los conceptos de tiempo, avance y meditación ¿no?

    “El budismo exige práctica; la iluminación es el estado final de esa práctica.”

    ¿Puede ser la iluminación el final de “la práctica”? ¿Es la iluminación algo que esta al final de un camino, y por lo tanto sometida al tiempo (y por lo tanto al pensamiento)?

    Un saludo.

    • Mariano Merino

      La felicidad es una opción, y cada cual la elige o no. Yo y los que me leen la hemos elegido. Si tu no la eliges como opción, has elegido el interlocutor equivocado: yo no me preocupo de esas cosas casi medievales, ni de dialogar con aquellos que se llenan la cabeza de preguntas cuando la respuesta está al alcance de cualquiera; basta con sentir el calor del sol en la piel para saberla. Ser feliz es vivir la vida propia, no la impuesta. Ser feliz es sentirse pleno, realizado, satisfecho. ¿Que siempre quedan preguntas sin respuestas? Por lo menos a mi no me interesa responderlas; ni siquiera hacérmelas. Podría estar debatiendo meses contigo ¿para qué? Si lo hiciera, sólo uno perdería: yo, perdería mi tiempo. Y no está en mi el perderlo.

      Si este diálogo, que trunco ahora, lo has interpretado como de ganancias o pérdidas, o de avances o retrocesos, te declaro públicamente vencedor. Simplemente no me interesa este deporte y menos me interesa ganarlo.

      Yo vivo feliz y la felicidad es mi objetivo. ¿Por qué debería ocupar mi tiempo dialogando con alguien a quien no le interesa eso? ¿Por ayudarte a ser feliz a ti en tus elucubraciones y a tu manera? Tu no quieres serlo de ninguna manera; tu mismo te defines como la infelicidad misma. Por lo tanto mi eventual ayuda es inoficiosa. Hay muchos otros a los que les interesaría discutir estos temas; a mi no. Prefiero ocupar mi tiempo escarbando mi jardín.

      Lo lamento. Nadie te puede ayudar porque tu no te quieres ayudar a ti mismo. Te haces preguntas que no llevan a ninguna parte. Por lo menos, no por el camino que estoy siguiendo yo y muchos, así que no podemos ser compañeros de viaje.

      Saludos cordiales, y espero sinceramente que encuentres lo que buscas… si logras saber qué es.

      • El rey Loui

        Sinceramente, no creo que el preguntarse cosas sin aceptar dogmatismos de ninguna clase sea algo medieval. Dialogar es compartir, indagar, buscar es siempre algo profundo y positivo. Siento que me hayas malinterpretado. Cuando uno no se pregunta nada es que cree, simplemente, que ha llegado a la meta, si acaso ello fuera posible. Siento que te declares interlocutor no válido, e igualmente me alegro de que seas feliz, aunque, sinceramente, no sé en que modo puede ello beneficiar a los demás. El mundo esta lleno de personas que se declaran felices y no por ello es un lugar mejor. Una pena.
        Efectivamente no me puedes ayudar. Yo, como tú, he vivido mucho y tengo muchos más años de los que tu crees. He trabajado en varios países y he conocido a muchísimas personas budistas (mi mujer es una de ellas) con las que he tenido oportunidad de dialogar largo y tendido. Ninguno me puso trabas para ello. Es más parecían felices de compartir, de buscar, de plantearse cuestiones que a la mayoría nos resultan interesantes, esas mismas que dices no llevan a ningún sitio.

        Te contaré una cosa, en el 97, en la facultad de filosofía tuve la oportunidad de entrevistar a un maestro budista tibetano. Hablé precisamente de estos temas, en concreto de la meditación y el camino a la iluminación y profundizó con infinita amabilidad en todas las cuestiones que se nos fueron mutuamente planteando. Desde el camino del Bodhisattva hasta la vacuidad universal de Nagarjuna. Las conclusiones fueron extrañas e imprevistas para mí. Buda no era nada, el Dharma no era nada, la Sanga tampoco, desechos (palabras textuales) fruto del pensamiento. Igual ocurría con la meditación y toda la parafernalia dogmática que envolvía el budismo. ¡Un maestro budista volatilizó las tres Joyas del Budismo de un plumazo! jajaja Todo eran pretextos para alcanzar la iluminación…mejor que alcanzar, -me dijo- “ver”…..porque todos nosotros somos iluminados (es nuestra verdadera naturaleza), solo que somos incapaces verlo. “¿Quieres saber si es posible alcanzar la iluminación ahora, sin caminos? ¿Puedes ver con claridad que tu eres la vanidad, la codicia, la envidia, el dolor, la infelicidad? ¿Y puedes ver que no puedes hacer nada al respecto, absolutamente nada, que tu pensamiento no puede tocarlo? Entonces puedes.”

        Desde entonces he seguido conversando con muchísima gente de todas clases, incluído budistas. Muchos de ellos son incapaces de plantearse cuestiones que afecten a sus propias creencias, otros por el contrario, entienden perfectamente mis dudas, y además lo hacen con cariño y comprensión. La conclusión es que dentro del budismo, como en cualquier otro sitio, hay de todo. Llegué aquí con la intención de buscar una opinión más, quizá una luz, nunca se sabe. Y, de verdad, quisiera disculparme si mi tono vehemente o mis palabras resultaron en algún modo ofensivas. Creo que si, a tenor del tono dogmático y ciertamente intransigente de tu última respuesta.

        Sólo te pediré una última cosa. Reléela. Pero no utilices tu pensamiento para ello. Hazlo como si leyeras algo nuevo, perteneciente a otro: “Yo y los que me leen” “yo no me preocupo de esas cosas casi medievales, ni de dialogar con aquellos que se llenan la cabeza de preguntas cuando la respuesta está al alcance de cualquiera”(gracias por llamarme imbécil ;))”¿Que siempre quedan preguntas sin respuestas? Por lo menos a mi no me interesa responderlas””Y no está en mi el perder.””Te declaro vencedor””Yo vivo feliz. ¿Por qué debería ocupar mi tiempo dialogando con alguien a quien no le interesa eso?””Lo lamento. Nadie te puede ayudar porque tu no te quieres ayudar a ti mismo. Te haces preguntas que no llevan a ninguna parte. Por lo menos, no por el camino que estoy siguiendo yo y muchos”.

        Si le das a leer tu útima respuesta a cualquiera que pase por la calle, verán en tí lo mismo que en mi. Qué cosas. Somos iguales: Vanidad.

        Suerte.

        P.d.: Supongo que no publicarás esta respuesta, mejor así. Lo dicho, suerte.

      • Mariano Merino

        Te repito: no me interesa intelectualizar este tema. No me ayuda porque la verdad no me interesa, me intereso yo mismo como cualquier persona normal. El budismo es un modelo de ideas que me ayudó mucho, pero en él encontré a personas, como tu, que no eran felices con el budismo en sí ni con nada pero sí con sus interminables cuestionamientos y discusiones. Eso no me interesa. Gozo más de una puesta de sol que con una idea profunda o con un símbolo eterno.

        Pero con seguridad que encontrarás otros escenarios más proclives a tu manera de ver las cosas. Hay cualquier cantidad de sitios dedicados a la filosofía; este está dedicado a las vivencias. Lamento que te equivocaras.

        Y publiqué tu respuesta.

        Suerte.

      • El rey Loui

        Jajaja ¡Faltaría más!

        Y gracias por tu opinión.

        Un saludo. 😉

      • El rey Loui

        ¡Ah! Lo olvidaba. Un último apunte. Este blog no es de “vivencias”, no te engañes. Es de filosofía, religión y opinión. No tienes mas que revisar tus entradas y las respuestas que contienen.

        Un saludo.

      • Federico

        Rey Loui, creo que este cuento va como anillo al dedo:

        “Supón, Malunkyaputta, que un hombre fuera herido por una flecha embebida en veneno, y que sus amigos y compañeros trajeran a un médico para curarlo. El hombre diría: ‘No voy a permitir que el médico me quite la flecha hasta que sepa el nombre y clan del hombre que me hirió; si utilizó un arco o una ballesta; si la flecha tenía punta de pezuña o era curva o tenía púas’.

        Nada de esto sabría el hombre y mientras tanto, moriría. También así, Malunkyaputta, si alguien dijera: no voy a llevar una vida noble bajo el Buda hasta que el Buda me declare si el mundo es o no eterno, finito o infinito; si el alma es lo mismo o diferente del cuerpo; si uno que ha logrado el despertar continua o no existiendo luego de la muerte’, eso seguiría sin ser declarado por el Buda y mientras tanto esa persona moriría.”

        No hace falta responder tantas preguntas. Solo intentá practicar y las respuestas llegarán solas (o las preguntas se irán).

        Saludos!

        Fede

  4. benisa sanchez

    Así es , estar en retiro de la vorágine de la vida o en un monasterio no es lo ideal, hay que vivir intensamente, para saber y descubrir como es.

  5. bien, sin duda tu intención por tratar de ayudar es muy noble, aun cuando quizás la motivación sea algo diferente, la practica del budismo debe ser algo mas reservada, y aun cuando mucha gente este tomando el budismo por moda, que bueno, esa es una de las miles y miles de formas de conocer algo, el budismo no se preocupa por como llegues a el, ni tampoco por quien te de las enseñanzas, lo ideal seria que cada ser humano tuviéramos la capacidad de comprender y discernir cada palabra, pero no es así, somos demasiado limitados, el conocimiento no depende tanto de quien venga, si no a donde nos lleve. mis respetos por sus sabias palabras. espero se encuentre bien y que su mente sea clara hasta el nirvana.

    • El rey Loui

      Gracias. Yo por mi parte espero que no esperes nada. Así tu mente no tendrá que ser clara ni existirá Nirvana que alcanzar… 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s