Personas que hacen la diferencia en este mundo – autor: Claudia Cecilia Siles, periodista

sa5

Un artículo de la revista National Geographic presentó a un perro, de 21 años, como el más viejo del mundo. Cuando Sandra Padilla Quezada supo de esa historia, no pudo quedarse en silencio, porque en el refugio para animales en desgracia que ella tiene, en Yotala (Chuquisaca), acaba de celebrar, con torta y todo, el aniversario número 22 de Pepe Cortisona, el can que fue rescatado del maltrato y que se ganó ese nombre por ser de carácter pesado.

Sus aullidos estremecían las noches silenciosas en Yotala hasta que los vecinos denunciaron el caso a las autoridades. Así se descubrió un perro carente de vitaminas y atormentado por su dueño, que lo golpeaba sin piedad. Fue derivado al refugio de animales de Sandra, una mujer, de 45 años, que se declara amante y defensora de los animales, especialmente de los que han caído en desgracia.
Hace 15 años que está dedicada en pleno a protegerlos. Pero, en realidad, Sandra dice que lleva una vida entera en esto. “Creo que desde que nací tengo esta misión, porque cuando era niña no podía pasar indiferente al dolor de los animales. Me iba a la carretera para recoger perritos abandonados. Muchas veces los encontraba ya atropellados y me sentaba al lado de ellos a llorar en forma desconsolada”, cuenta emocionada.

Esa inquietud, que se mezclaba con una especie de sentimiento de culpa, la llevó a buscar explicaciones, hasta que un día se sometió a una terapia de regresión y allí recibió la respuesta más convincente hasta ahora: cuidar de los animales es una misión que recibió en su primera vida. Al principio suena raro hablar de una primera o segunda vida, pero no lo es para Sandra, que ha sufrido múltiples accidentes. En uno de tantos, cayó por un precipicio (de 60 metros de profundidad) y fue reportada con muerte clínica.

“¡Sí, estuve muerta durante una hora y diez minutos! Ese episodio está registrado en un libro del doctor Chacón, sobre muertes clínicas”, exclama. De ese lapso, apenas recuerda que llegó a un universo vacío, donde mucha gente la jalaba de un lado a otro, pero ella sólo quería dormir. Cuando salió de ese trance y se curó de las 27 fracturas, asegura que todo cambió. “Volví con la idea clara de que tengo una misión en la vida. Comencé a sentir una fortaleza increíble y asumí con claridad que mi lucha por los animales no podía quedarse en llorar por ellos. Era necesario hacer algo más”, cuenta.

Hoy, su rostro guarda las huellas de los accidentes que ha sufrido, pero sigue firme para cumplir su misión. Tiene el refugio para animales domésticos que lleva su nombre, pero también se hace cargo de un refugio para especies silvestres que funciona con la comunidad Inti Wara Yasi. Además, impulsa la formación de patrullas ecológicas en las unidades educativas, con las que limpia ríos, planta árboles y recicla basura.

Su faceta de profesional, graduada de la UMSA como restauradora de monumentos, le provee el sustento y no falta ayuda, como la que le da el restaurante La Campiña, que le provee cabezas de pato y cueros de chancho para preparar dos ollas enormes de comida cada día.

Hay momentos en que tiene hasta 300 animales, pero muchos, especialmente los silvestres, son transitorios y 41 son fijos. Perros y gatos abandonados, o pumas y boas, rescatados de las manos de gente que los considera mascotas o los usa para rituales de brujería figuran en su registro.

Pepe Cortisona lleva ya siete años con ella. Está viejito, sin dientes y casi sin equilibrio, pero es uno de sus tantos amores o ‘sus guaguas’, como ella los llama. Varios tienen nombres propios, como Calixta, una vieja gata blanca, de ojos celestes; o Saturnina, una pata silvestre que se resiste a volver a su hábitat.

Fuente: eldeber.com.bo

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo alma, budismo, espiritu, iluminacion, meditacion, paz interior

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s