Namasté, saludo al mono que hay en tí – Reflexiones de Mariano Merino

bronca

¿Has visto alguna vez a dos personas pelear en la calle? ¿A los gritos e incluso a los puños? ¿Has escuchado atentamente lo que se gritan? ¿Sus insultos? ¿Has notado sus ademanes, sus conatos de agresión, sus amenazas? ¿Has notado su lenguaje corporal? ¿Has seguido atentamente su baile guerrero, provocador? Yo lo he hecho, me he puesto de simple observador, de reportero de la vida diaria, y he llegado a una conclusión: no pelean contra el otro, pelean contra si mismos. Están tan cansados de vivir la vida ajena que proyectan su desconcierto y desesperanza y lo transforman en agresión. Pelean por cualquier cosa, el motivo no importa, y a veces terminan en un abrazo, luego de darse de trompadas y ofrecerse océanos de sangre.

Es tan triste a lo que hemos llegado. En lugar de desahogarnos mirando una bella puesta de sol, lo hacemos a trompadas con el vecino, a gritos con el otro conductor, a bofetones con nuestros hijos y a insultos con nuestras parejas. De verdad, da pena mirarnos lo perdido que estamos.

Y más pena da cuando sabemos que la solución está tan cerca, dentro de nosotros… pero no a la vista.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo alma, budismo, espiritu, iluminacion, meditacion, paz interior

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s