Necesitamos otras matemáticas, sino la realidad nos seguirá pasando por encima – Reflexiones de Mariano Merino….

mujer

Desde hace un tiempo, y por mera curiosidad, estoy sumergido en el estudio de las sincronicidades, aquellas “coincidencias” y sucesos no explicados ni comprendidos. El lenguaje matemático que manejamos proviene del enfoque  metodológico racional de la ciencia y se aplica al mundo físico. Es la herramienta que ayuda a que la ciencia avance, y al mismo tiempo, una explicación conceptual simbólica de los sucesos. Nos sirve, o nos debería servir, para explicar y predecir. Cada suceso se compone de eventos, y cada evento se interpreta mediante una función de comportamiento, la más conocida de las cuales es la Campana de Gauss o Curva Normal; pero hay otras muchas funciones con el mismo objeto.

Pero… ¿han advertido que los sucesos no suceden según las leyes de la matemática? Se supone que esas leyes nos deberían servir no solamente para explicar sino para anticipar, para predecir, y la verdad es que no anticipan ni predicen nada. Las matemáticas “predicen” a partir de comportamientos repetidos, y considera los eventos como secuenciales: si sucedió, volverá a suceder con una probabilidad calculada. Posiblemente sea verdad, posiblemente no suceda nunca.

La vida real, la que vivimos diariamente, no se ajusta a esas matemáticas. Por ejemplo, ¿cuál es la probabilidad de que, al estar pensando en tí, tú me llames en ese mismo instante? Ese fenómeno sucede muy a menudo. ¿Cuál es la probabilidad de que al pensar intensamente en algo, eso se cumpla? La Ley de la Atracción es una ley natural, tiene millones de ejemplos exitosos, pero no se ajusta a las matemáticas. Pese a todos los esfuerzos y modelos de seguridad, que costaron miles de millones de Dólares, el 11 Septiembre ocurrió. Pese a todos los modelos matemáticos altamente informatizados, y pese a la pléyade de “expertos financieros” y economistas, las crisis siguen conviviendo con nosotros.

Las sincronicidades, las coincidencias extremas, los sucesos extraños, existen. Todo hace pensar que es cuestión de dimensiones y de vibraciones, como lo anticipa la Física Cuántica. Lo que no existe es el bagaje herramental matemático ni lógico para explicarlo. En este sentido los enfoques espirituales están más avanzados que la ciencia tradicional occidental y sus instrumentos.

Definitivamente, necesitamos otras matemáticas…. Si nó, la realidad nos seguirá pasando por encima y seguiremos sin darnos ni cuenta.


Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo alma, budismo, espiritu, iluminacion, meditacion, paz interior

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s