¿Por qué no te atreves y comienzas hoy, preguntando a tu hijo cómo hacer para cambiar esa vida gris que estas llevando, por una que realmente te haga feliz? – Reflexiones de Mariano Merino

padreehija

Hasta ahora, el sentido ha sido de mayor a menor. El anciano enseña al joven, la sociedad al individuo, los padres al hijo. ¿Adónde nos ha llevado este sistema? Es cosa de mirar lo que sucede para darnos cuenta de que algo anda mal en la cadena de creación de consciencia. Se supone que se debían traspasar experiencias y sabiduría y sólo se traspasaron conocimientos. El resultado es que somos cada vez más instruidos y menos sabios: hemos aprendido a exterminar especies enteras, a derretir los hielos árticos y antárticos, a envenenar el aire, a poluir las aguas, a matarnos por cosas nimias como una religión o una ideología o hasta un partido de fútbol. ¡Somos los reyes de la creación!

Es una estupidez lo que hemos hecho y seguimos haciendo, y los resultados están a la vista. Hasta el planeta se ha cansado de nosotros y esta comenzando a sacudirse para librarse de estos insectos llamados “humanos” y reemplazarlos por los verdaderos humanos, las cucarachas. Ya la situación no da para más.

POR LO TANTO:

Propongo invertir la cadena. En lugar de darle consejo a los jóvenes, a los hijos, pidámosle. En lugar de ordenarles, consultemos con los jóvenes. Nos quejamos de que son insufribles, desobedientes, irresponsables, indisciplinados, pero ¿no tienen acaso derecho a serlo si ven las barbaridades que hemos hecho nosotros, los adultos? ¿No reaccionarías igual si estuvieras en sus zapatos?

Si invertimos la cadena, podríamos descubrir (y digo “podríamos”, porque es justo lo que tememos los adultos) que:

a) sus consejos son más atinados, realistas, consistentes, que los de nuestros iguales en edad y condición;

b) quizás estemos a tiempo para dejar de masacrar la sabiduría natural conque nacen nuestros hijos, y les permitamos que crezcan libres y no esclavos como crecimos nosotros.

c) quizás descubramos (y también le tenemos terror a esto) el verdadero sentido de llamarse padre o adulto, en lugar de auto llamarnos “autoridad”.

¿Por qué no te atreves y comienzas hoy, preguntando a tu hijo cómo hacer para cambiar esa vida gris que estas llevando, por una que realmente te haga feliz?

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo alma, budismo, espiritu, iluminacion, meditacion, paz interior

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s