Nuestro Ego… ¿amigo o enemigo? – Reflexiones de Mariano Merino

cerebro2

Existen muchas aproximaciones al fenómeno psíquico del Ego, que pretenden explicarlo. Un listado resumido, simple, lo encontrarás en la wikipedia: http://es.wikipedia.org/wiki/Yo No es exhaustiva, pero te dará un pantallazo del problema y sus posibles soluciones (interpretaciones).

El budismo considera que el Ego no existe, es una ilusión que se forma el propio individuo al proyectar sus vivencias hacia el mismo y hacia su rol en su entorno. Esto significa que el hijo de Rambo actuará como su padre, violento y a lo mero macho, porque esas fueron sus vivencias primigenias. Y el hijo de un intelectual hará lo propio. Por lo tanto, al instrumentalizar sus experiencias, las transforma en una especie de careta, de máscara de su propio yo.

El Ego tiene un doble papel: por una parte construye nuestra identidad (¡Soy Rambito!) y por la otra, nos dota de elementos que ayudan a nuestra supervivencia (¡Soy Rambito! ¡Actúo así!). ¿Cuándo nace? Cuando pasamos de la etapa de impronta a la etapa de consciencia. La impronta es la imagen primaria que se forma en la mente de los seres vivos respecto a quienes lo rodean y protegen en sus etapas iniciales de su vida. Si tu eres la única presente en el momento de nacer un grupo de pollitos o patitos, tu serás su madre o hada madrina para siempre, y siempre lo serás porque los animales no tienen otra cosa que la impronta. En los animales que tienen consciencia (el ser humano) esa etapa es superada por la misma consciencia, por el reconocerse a si mismo. En ese momento comienza el proceso de formación del Ego.

¿Cómo funciona? Definiéndonos pautas de reconocimiento y de comportamiento del mundo circundante (Rambito crecerá en un mundo violento y reaccionará de la misma manera). Nosotros, al no estar conscientes de su existencia, simplemente las aplicamos sin pensar. Por lo tanto, su permanencia dura hasta que generemos esa consciencia, que puede venir de mil maneras; entre otras, adoptando posiciones en alguna creencia como el budismo. O también por un suceso traumático en nuestra vida.

¿Puede morir el Ego? Si, con el adecuado tratamiento. En este aspecto, el budismo tiene técnicas y enfoques como la Meditación, que nos lleva al momento supremo en que muere el Ego y el deseo de ser y poseer y adoptamos el estado de Iluminado. También se puede matar con técnicas invasivas y destructivas, como el llamado “lavado de cerebro” aplicado por las dictaduras.

¿Por qué el budismo considera al Ego como un enemigo? Porque al no considerar la existencia de un supra Yo, como el alma, el Ego es lo único que se interpone entre el Yo verdadero y el Yo interpretado. El Yo verdadero sería el vivir la vida propia, y el Yo interpretado serían las vidas ajenas que nos han obligado a asumir y vivir. El budismo considera que la felicidad viene al asumir el Yo verdadero, al vivir la vida propia.

Anuncios

3 comentarios

Archivado bajo alma, budismo, espiritu, iluminacion, meditacion, paz interior

3 Respuestas a “Nuestro Ego… ¿amigo o enemigo? – Reflexiones de Mariano Merino

  1. Bernat

    entonces por ejemplo la persona que es hijo de un minero, que ha nacido en un ambiente de mineros y que no se desapega de su ego acabará siendo un minero más. No habrá podido elegir otra cosa (aunque haya tenido deseos de otra vida) porque de manera inconsciente habrá vivido la vida de otra persona (ha heredado un determinado karma)…¿es así como hay que entenderlo?

    • Mariano Merino

      No. El karma es algo personal, y como tal depende de los comportamientos propios. Un hijo de minero no tiene porque terminar siendo minero. El Ego no define un esquema de castas ni una determinacion irrevocable; todo depende de cada cual. El Ego es la identidad, la careta que cada cual se construye (o acepta) para interactuar con el mundo.

  2. Jose Ramon

    En mi opinión, en el equilibrio está la virtud y en el control del ego está uno de los secretos del exito. Aprovechando el ejemplo, el hijo de un minero tendrá una tendencia a mejorar sus condiciones de vida, como cualquier ser humano. Si esa “ambición” le permite mejorar de forma global y equilibrada, en todos sus aspectos, el ego será su aliado, por el contrario, si entra en una espiral de desarrollar alguno de sus aspectos personales, dejando atrás el resto que lo definen como persona, el ego será su enemigo. La gracia, creo que está en controlar el apetito del ego, que en definitiva no es más que aproximar el Yo verdadero y el Yo interpretado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s