En la vida todo es dar y recibir – Reflexiones de Mariano Merino

generosidad

En la vida todo es un dar y recibir, en cualquier plano: laboral, social, e incluso en el sentimental. No existe la persona totalmente sacrificada, que dio su vida por la otra y no recibió nada a cambio. Toda vida, individual o grupal, está teñida de acontecimientos felices e infelices, y esos son los que marcan. Los recuerdos muestran risas, sonrisas, y llantos. Sin embargo, en el momento de los quiebres, de las disrupciones, son los momentos malos los que afloran y permanecen y dañan. ¿Por qué? Porque estamos tan identificados con nosotros mismos que no concebimos que alguien pudiera romper nuestras expectativas, contaminar nuestras esperanzas. El Ego nos ciega, nos hace ver sólo una cara de la moneda… y ésta siempre tiene dos. ¿Qué nos falta? La adecuada aceptación a esos quiebres, la comprensión de que nadie tiene la culpa, y que si se producen es porque así estuvo escrito desde el comienzo de la relación. Son el producto de una mala elección, o de un mal manejo, pero no existe un culpable. ¿La solución? Aceptar comprendiendo, para evitar que esa situación se convierta en anómala y nos haga daño.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo alma, budismo, espiritu, iluminacion, meditacion, paz interior

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s