Preguntas existenciales y mis respuestas – Entrevista a Mariano Merino

DIALOGO

Este diálogo se ha vuelto recurrente con varios lectores amigos; por eso quiero aprovechar la última participación llegada para dar una respuesta general. Todos, sobretodo la juventud, tiene muchas preguntas, y vale la pena explorarlas:

PREGUNTAS:   ¿Por qué? Es decir, el devenir, el mismo concepto de tiempo, de progresión, de evolución ¿no es acaso algo imbricado en el mismo pensamiento? ¿No forma parte de éste, del pasado, de lo que conocemos? “Las cosas han de evolucionar para conseguirlas” ¿Por qué? ¿Por qué he de seguir algo, un sistema, unas formas, un dogma (por muy loables que sean sus intenciones) para ver con claridad? ¿No son los sistemas -incluído propio el sistema para alcanzar la iluminación- parte del problema? ¿Por qué he de confiar en el tiempo, si ha demostrado inútil para resolver nuestro problemas como humanos?

¿Por qué he de despojarme del orgullo, del Ego de las tentaciones? No debería más bién examinarlo con cuidado (despojándome de la autoridad que creo en mi mente al seguir algo) para ver si es posible hacer algo con ello. En vez de intentar librarme mediante un sistema del orgullo, etc. ¿No debería darme cuenta de que yo soy el orgullo y quizá el mismo acto de ver me libere de ello?

No sé si me explico. Lo que quiero decir es que, si miramos con atención, ¿no es en definitiva nuestro pensamiento (que es el ayer, lo conocido, el conflicto) el que nos dice que debemos seguir algo (llámese budismo o lo que sea) y que una vez lo sigamos alcanzaremos “la iluminación”? ¿No es lo que nos han estado vendiendo los gurús de todas las religiones desde el principio de los tiempos?

RESPUESTA:   Muchas preguntas para alguien que es, seguramente, muy joven. Preguntas ¿Por qué? La respuesta es simple: porque tu te lo preguntas. Depende de lo que buscas. Si lo que buscas es irte al cielo, debes seguir las normas de los que pretenden llevarte allá (sean los 10 Mandamientos o lo que sea). Si lo que buscas es llegar a ser un Iluminado, lo mismo (en este caso, las muchas prácticas para llegar a ella). ¿Por qué? Porque si quieres conseguirlo, debes hacerlo, y punto. ¿A qué discutir lo que no se discute? Si encuentras un camino intermedio o alternativo para llegar a tu fin, síguelo. ¿Quién te lo impide, si no estás amarrado a ninguno de esos dogmas? Crea tu propia religión…. y hazlo ya! No lo pienses tanto ni te atormente con preguntas.

El budismo, específicamente, traza una linea entre lo que somos actualmente y el estado de Iluminado, y la llama el Camino. Y te plantea un método ético para recorrerla. ¿No quieres llegar a Iluminarte? Pues, llega hasta donde quieras. Eso se llama el Camino del Medio. Uno avanza a la velocidad que quiere y llega hasta donde quiere, nadie te obliga a nada porque no hay cielo que conquistar ni infierno que evitar. Simplemente, te irás sintiendo mejor, serás más dueño de tu vida, estarás más satisfecho. ¿Te interesa llegar a Iluminarte? Esa es una opción, pero si lo quieres no hay otra manera que la meditación y esas otras técnicas… ¿o has descubierto otra? ¿Cuál es la otra opción? Ser felices, simplemente felices, sentirnos bien dentro de nuestra piel, dejar de estar insatisfechos con nuestra vida. Esa es mi posición personal. A mi no me interesa en absoluto iluminarme; sólo quiero ser feliz. Y la mayoría de los que me leen comulgan con esta posición.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo alma, budismo, espiritu, iluminacion, meditacion, paz interior

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s