Ayudemos a morir a los que amamos – reflexiones de Mariano Merino

durmiendo

Hoy, 02 de Noviembre, quiero hablarles de un tema hermoso, la muerte. Desde pequeños nos han definido a la muerte como el castigo, como a una enemiga, como a algo a lo que hay que temer; nunca nos han dicho lo que es. Ese sentimiento de culpa que nos ha incrustado la religión tradicional convierte a la muerte en el blanco de nuestra irracionalidad. La verdad, que no nos han dicho, es que la muerte es nuestra amiga y así debemos mirarla y tratarla.

Somos racionales para comprar una casa, para elegir a una pareja, para gastar una vacación, para comprar muebles, y sin embargo la irracionalidad nos invade ante el fenómeno de la muerte. Gastamos fortunas y empobrecemos familias con tal de postergarla unos pocos y miserables días más. Ante un proceso que es inevitable hacemos gala de angustia y confusión. Pensamos en nosotros, sólo en nosotros, sin darnos cuenta de que nuestra angustia se trasmite y afecta al moribundo. ¿Por qué no recuperamos la racionalidad y demostramos amor al que se va haciendo que su tránsito sea más fácil, más pleno, más feliz? En lugar de llorar y gritar y desgañitarse ante lo inevitable ¿por qué no ayudamos a nuestros seres amados a bien morir?

Somos irracionales hasta en los argumentos que usamos. “Es más fácil decirlo que hacerlo”, decimos, sin darnos cuenta de que la lógica va por otro camino: ¿Hay alternativa? No la hay. Por lo tanto ¿quién gana con esas actitudes? Nadie. Ni la persona amada que se nos va ni nosotros. Sólo hacemos daño. Hacemos daño.

Nunca pensamos en la muerte porque la han pintado “como el castigo de Dios”. En realidad, es ese Dios el que debería ser castigado por infundirnos temor en lugar de amor. La muerte no es más que una etapa en el tránsito de nuestra vida. No es más que eso. ¿A qué hacerla dificil, si no lo es?

Por último, y en un extremo de lo racional no emotivo, ¿a qué hacerla dificl si no existe alternativa? Tengamos amor y no miedo, ayudemos a los que mueren.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo alma, budismo, espiritu, iluminacion, meditacion, paz interior

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s