¿Qué es y cómo disfrutar de un Haiku? – por Mariano Merino

haikuUn Haikú es mucho más que un poema, es una delikatessen; no se lee, se degusta. Esta forma poética tiene una particularidad: contiene fuertes componentes visuales y musicales. Existen 2 modalidades, la clásica con una estructura métrica de 17 sílabas divididas en 3 versos de 5, 7, y 5 sílabas respectivamente; además, la modalidad libre, más moderna, que conserva la estructura de 17 sílabas totales en 3 versos pero ya no se sujeta a la métrica de 5, 7 y 5 sílabas. En ambos casos su estructura de 17 sílabas en 3 versos le otorga una musicalidad que es fácilmente detectable al recitarlo. Su ritmo y su tono semejan pinceladas en un lienzo de papel de arroz por su delicadeza, y el contexto descrito otorga una visión amplia de todo un evento asociado al tema. Pruebe a recitar un Haikú con los ojos cerrados, siguiendo su ritmo lento y cadencioso, y sabrá de qué hablo. Es un placer estético ligado tanto al oido como a la vista, tanto interna como externa. Interna, porque los paisajes se crean según la percepción del lector, y externa porque siempre el Haikú se apoya en una imagen de la realidad circundante.

El Haikú es un disfrute intelectual y espiritual. Cómo se disfruta de esta forma poética? Tomemos como ejemplo el siguiente en modalidad libre, titulado Nuestro calor…:

Hace frío. Ven.

Nuestro lecho

aún conserva su calor…

Pueden recitarlo, lentamente, cadenciosamente, y extractarán su belleza musical. Pese a estar escrito en español, sonará con la cadencia de la música japonesa, lenta, suave, incitadora de los sentidos.

Pero también puede extractar su circunstancia. El Haikú es un mensaje, un llamado, una reflexión. El ejemplo nos habla de amantes que han gozado de su amor en el lecho hasta el momento en que uno debe retirarse y se encara con el clima frío de su entorno. En ese momento, su pareja lo llama y le recuerda la tibieza del lecho y de los abrazos vividos momentos antes. Le recuerda que “aún” están esas sensaciones impresas entre las sábanas. Le hace notar que el calor del amor es mejor que el frío del ambiente. El mismo ambiente puede referirse no al climático sino al vivencial: la soledad en que vive cuando no está en los brazos que le dan calor y placer.

Como ven, el Haikú es toda una historia, contada en una estructura simple de 17 sílabas y 3 versos. También me gusta decir que el Haiku es una fotografía de un momento o una circunstancia o un paisaje, pero en forma literaria, no visual. Con la adecuada motivación, pueden estar horas elucubrando acerca de lo que describe y descubriendo la belleza, tanto del Haiku mismo como de vuestra capacidad propia de interpretarlo.

Ese es el disfrute del Haikú.


Anuncios

1 comentario

Archivado bajo alma, budismo, espiritu, iluminacion, meditacion, paz interior

Una respuesta a “¿Qué es y cómo disfrutar de un Haiku? – por Mariano Merino

  1. Pintar un Haiku sería un desafio porque sería pintar el alma del que lo escribe.

    Chau-sitos
    Cecilia Zaietz
    http://www.ceciliazaietz.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s