Vivir

Vivir es como ir a la deriva en un bote, con rumbo cierto porque el río tiene una sola dirección. Del resto, no se sabe nada. Hay piedras sumergidas que pueden romper la quilla, hay vientos que pueden romper la vela o volcarnos, sólo nos acompaña la soledad del navegante. Las experiencias de la navegación son cursos a los que se asiste. Todo lo demás es superfluo. Todos llegamos al mar.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo alma, budismo, espiritu, iluminacion, meditacion, paz interior

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s