¡En qué mundo vivimos! ¿Y la ética? ¿Y la vergüenza?

La junta directiva de Hewlett-Packard se vio sorprendida por la campaña de relaciones públicas lanzada en nombre de su ex presidente ejecutivo, Mark Hurd, para defender su reputación tras su reciente salida de la compañía.

Los directivos de H-P “esperaban que [Hurd] pasara página”, dijo una persona familiarizada con la situación.

Hurd renunció el viernes por violación de las normas éticas de la compañía por su relación con una ex contratista de marketing de H-P, Jodie Fisher. Su salida se vio seguida inmediatamente por los duros comentarios de ejecutivos de H-P y de un miembro de la junta directiva. Hurd dejó el cargo tras firmar un acuerdo de separación que incluía un pago en efectivo de US$12,2 millones y la promesa de no criticar a la firma o “inducir a otros” a hacerlo.

En los días anteriores a su renuncia, indicó una persona familiarizada con el asunto, Hurd contrató a Sitrick & Co., una firma de Los Ángeles especializada en manejar situaciones de crisis de individuos prominentes, incluyendo la ex presidenta de H-P, Patricia Dunn, y Paris Hilton.

Hurd también alcanzó un acuerdo privado con Fisher, quien emitió un comunicado en el que afirmó no haber mantenido nunca una relación sexual con Hurd y lamentó que el ejecutivo hubiera perdido su trabajo.

Algunos de los amigos de Hurd, incluyendo el presidente ejecutivo de Oracle, Larry Ellison, han criticado públicamente la decisión de la junta directiva de H-P de exigir la renuncia de Hurd. Ellison, quien expresó su opinión en un correo electrónico, ni envió el mensaje a petición de Hurd ni éste lo revisó, dijo una persona cercana al asunto.

Según personas familiarizadas con la situación, la firma de relaciones públicas APCO Worldwide aconsejó al directorio de H-P que solicitara a Hurd su renuncia.

La junta directiva, que busca un nuevo responsable para H-P, no tiene planes de lanzar un contraataque contra las críticas públicas que ha recibido, dijo la misma persona. Una guerra de palabras “no conduce a ninguna parte”, añadió.

Varios señales recientes parecen indicar que ambas partes han concluido que una pelea pública es contraproductiva. Otra persona cercana al tema dijo el martes que ambas partes han acordado “dejar de” comentar sobre la situación. Por su parte, una portavoz de H-P dijo que la compañía está centrada en dirigir su negocio.

H-P afirma que una investigación interna reveló que Hurd tuvo una “relación personal cercana” con Fisher que nunca fue revelada al directorio, y Fisher “recibió en “numerosas ocasiones” compensaciones económicas sin existir una relación de negocios legítima. La investigación también mostró que Hurd presentó informes de gastos imprecisos para ocultar la relación con la ex contratista.

El debate sobre las acciones de Hurd también podría afectar a sus posibilidades de empleo futuro.

Los posibles empleadores podrían examinar estos hechos para determinar si representan una pauta de comportamiento. Las juntas directivas “quieren ver los hechos, y lo que revelan sobre su juicio”, dijo Carlos Gutierrez, ex presidente ejecutivo de Kellogg Co. y miembro de varios directorios.

Autores: Joann S. Lublin y Ben Worthen. Suzanne Vranica contribuyó a este artículo. WSJ.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo alma, budismo, espiritu, iluminacion, meditacion, paz interior

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s