Celos

Los celos son la emoción más perturbadora que existe, y al mismo tiempo la más ridícula; algunos la tildan de enfermedad. No actúa sobre un hecho concreto ni sobre una experiencia válida, sino sobre sospechas. No da ninguna ventaja ni a corto ni a largo plazo. Ni siquiera es un monstruo; es un gusano que destruye por el mero placer de destruir.

Sólo tiene una cura: elevar el nivel de conciencia que se tenga: conciencia acerca de las propias capacidades, conciencia del daño que se causa. Si a eso le agregas una pizca de vergüenza, unos kilos de alegría y muchas toneladas de transparencia y honestidad, verás que el gusano se diluye (Cuidado: no desaparece).

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo alma, budismo, espiritu, iluminacion, meditacion, paz interior

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s