El flotar

Hoy los reto a un ejercicio: el vacío, el silencio. Levantémonos sin hablar, sin juzgar, mirando pero no viendo. Como si no fuéramos nosotros. Miremos a nuestra familia, a nuestros vecinos, las calles, los árboles, pero sin adelantar posiciones. Tomemos consciencia de que todo está ahí pero para otros, no para nosotros. Hagamos que nuestra mente descanse, no piense. Olvidemos todo, la oficina, las exigencias, los compromisos, las cuentas por cobrar y por pagar. Hoy los reto a que aprendan a flotar, a ser observadores. Metan sus emociones en un baúl y ciérrenlo. Aprendan a fluir…

No se cuánto durarán antes de que su mente y su identidad comiencen de nuevo a molestarlos, pero les gustará la sensación de ser y no ser al mismo tiempo. Ya lo verán.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo alma, budismo, espiritu, iluminacion, meditacion, paz interior

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s