La ira

La ira se origina porque el ego quiere protegerse. Surge del rechazo a algo desagradable. Es un signo de vulnerabilidad, decepción, angustia. Sólo las personas cobardes son brutales, luchan contra el débil, atacan por sorpresa. ¿Cómo luchar contra ella? Sólo siendo conscientes, desde el primer momento, que estamos siendo presas de esa emoción. Debemos aprender a congelarnos, evitar que la ira se expanda. ¿Cómo lo logramos? Adquiriendo consciencia de que lo externo y lo interno son aspectos transitorios del diario vivir, son inestables por naturaleza.

Si lo logramos, estamos en un nivel de conciencia superior. Si tratamos de lograrlo, estamos luchando por aumentar nuestro nivel de conciencia.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo alma, budismo, espiritu, iluminacion, meditacion, paz interior

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s