Las exigencias

Todos queremos mejorar, pero debemos preguntarnos para qué. ¿Queremos iluminarnos? ¿Queremos que nuestra alma se vaya al cielo? ¿Queremos sentirnos bien con nosotros mismos y con terceros? ¿Queremos que la divinidad nos reconozca? Cualquiera sea el motivo, el camino es largo, difícil y fragoroso, y debes estar consciente de ello antes de comenzar a caminar porque si a la mitad te arrepientes sólo agregarás sufrimiento a tu kharma. Si quieres llegar hasta el final (iluminarte) o satisfacer objetivos menores (ser simplemente felices), el peso de tu mochila será diferente así como lo será la velocidad de tu caminar.

Pero recuerda que cualquiera sea tu objetivo, es tan válido uno como el otro. El mejoramiento no es una religión, en que si no cumples con uno de los Mandamientos haz retirado tu opción. El mejoramiento es un despertar a la esencia de uno mismo, y cada cual despierta en la medida que desee. Las exigencias se las pone uno mismo.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo alma, budismo, espiritu, iluminacion, meditacion, paz interior

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s