Las fuerzas

Dicen que el Universo se mueve por el amor. Falso. Se mueve por dos fuerzas, una es que la energía es constante, no se crea ni se pierde; la otra, que lo que mueve a esa energía es el costo-beneficio. De ahí se deriva todo lo que es nuestra vivencia, como por ejemplo que nada es gratis en esta vida, o que las decisiones siempre serán inducidas por el interés. Pensar distinto es pensar en ilusiones.

Las ilusiones nacen de las creencias, y las creencias son valóricas, se refieren a estándares creados por nuestros códigos. Así, decimos que algo es bueno o malo porque un código nos lo dice al oído. De ahí nacen las creencias que se transforman en pautas sociales: el amor es lo más grande, no existe nada como el amor de madre, la Patria es algo por lo que vale la pena morir, Dios es omnipotente y generador, etc. Son todas trampas de la mente.

Por ejemplo, la naturaleza se recicla, y prima la supervivencia del más apto. O tenemos un perfil de la mujer más apta que incluye todo lo que le pedimos a una mujer, y elegimos a la que coincida con ese perfil. Y así sucesivamente. Siempre veremos esas dos leyes en acción; todo lo demás es ilusión.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo alma, budismo, espiritu, iluminacion, meditacion, paz interior

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s