Las ganancias

Cuando se habla de ganancias, se habla de todo: que el espíritu se acrecienta, que la elevación de la conciencia, que la hermandad entre humanos, que la calidad de la relación, que la bondad, que… Es como si diera vergüenza hablar del aumento del patrimonio o de la cantidad de dinero. El hombre tiene dos dimensiones, la personal y la social. En la primera, todas las “ganancias” inmateriales que quieran, pero en la segunda, son los pesos los que mandan. No nos relacionamos con los espíritus ni con las almas y este mundo es duro y es cruel, y es lo que tienes lo que te permite sobrevivir. Así que, cuando decimos que vamos a cultivar el SER, por lo menos yo me estoy refiriendo a mi ser bien arropadito y con los bolsillos lo más llenos posibles. Al Universo no le gustan los pobres y glorificarlos es una hipocresía. La realidad es lo que es.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo alma, budismo, espiritu, iluminacion, meditacion, paz interior

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s