Tu vacío

¿Quién no tiene un vacío para llenar? Atinada pregunta de una amiga. Todos SOMOS vacío. Venimos vacíos a este mundo y nos vamos llenando de experiencias que nos enseñan y nos condicionan. Mientras más vivimos más llenos creemos estar, pero no queremos darnos cuenta de que es una ilusión. La verdad es que no aprendemos nada, cometemos los mismos errores siempre, y todo lo que hemos metido en nuestra bolsa flota suelto, libre, no representa nada permanente y consistente. Todo está sujeto al cambio, a la desaparición. Entran y salen amistades, amores, trabajos, paisajes, acciones, emociones… y nada va quedando. Creemos fijarlo traspasándolo pero al que lo recibe le sucede lo mismo. Al final, nos llega la muerte y terminamos siendo vacío y las experiencias ilusión.

Como vacío, sólo tenemos un sitio en esta realidad: el aquí y el ahora. Espacio y tiempo. Todo lo demás es insustancial, intrascendente. No te apegues a tus experiencias porque te estarías apoyado en una columna de aire. Apóyate en lo único que tiene sustancia, tu vacío.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo alma, budismo, espiritu, iluminacion, meditacion, paz interior

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s