Ricos vs pobres


Una cosa que he notado respecto a las personas ricas es que sufren de insomnio. Si el dinero nunca duerme; ¿porqué deberían hacerlo ellos?

El multimillonario Lynn Tilton pocas veces duerme más que unas pocas horas cada noche. John D. Rockefeller, era famoso por sus breves siestas nocturnas. Donald Trump dice que solamente duerme tres horas por noche, mientras que Martha Stewart asegura que solamente necesita cuatro.

Lo que no sabemos es si dormir poco es una causa o consecuencia de la riqueza. Un nuevo estudio sugiere que puede ser una causa.

De acuerdo a una encuesta de más de 1.400 personas en todo el mundo con un promedio de activos netos de U$S2 millones, las personas más ricas que respondieron tenían 80% más energía que las ubicadas en los niveles más bajos.

La energía, por supuesto, es una cualidad subjetiva. En el sondeo, se les pidió a los encuestados que utilizaran una escala de 1 a 10 para determinar cuánta energía ponían en ciertas tareas. El número 10 correspondía al máximo de energía.

La encuesta encontró que los más ricos del grupo dedicaban 60% de su energía a metas como “hacer que las cosas ocurran” y a “buscar nuevas oportunidades”. No solamente concentraban esa energía en esos objetivos, sino que dedicaban un total mayor de energía (80% más) a todos esos objetivos que quienes obtenían menos calificación.

Por supuesto, esto simplemente puede significar que los ricos se dan a sí mismos calificaciones mayores – más ochos, nueves y diez- en vez de implicar que realmente tienen más energía. Sin embargo, los autores del estudio dicen que las calificaciones más altas representan una mayor energía.

“Tienen niveles de energía superiores al promedio para cada una de las cualidades asociadas con el éxito”, dice el estudio, realizado por Scorpio Partnership, Standard Chartered Private Bank y SEI. “Aún más, están canalizando esa energía extra fundamentalmente a las tareas de innovación, las cuales tienen más posibilidades de rendir frutos”, agrega.

El reporte agrega que los ricos “parecen hacer tiempo” para esas tareas quizás cuando el resto de nosotros estamos durmiendo (aunque puede argumentarse quienes heredaron su riqueza no se molestaron en despertarse).

La investigación encontró una brecha de energía similar entre los propietarios ricos de empresas y los “profesionales empleados”. Los dueños de empresas focalizan una gran cantidad de energía (más de 12% por encima del promedio de la encuesta) en “hacer las cosas de forma diferente” en tanto que los profesionales empleados dedican a ello mucho menos, 7% por debajo del promedio.

Claro, eso no quiere decir que una energía prodigiosa asegure la riqueza.

Por Robert Frank. WSJ.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo alma, budismo, espiritu, iluminacion, meditacion, paz interior, zen

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s