Los diez toros del zen (versos y prosa de Kakuan) interpretados – 4

Mi búsqueda terminó pero apenas vislumbro el resto del camino.

Verso 4. Apresar al Toro.

Lo apreso con feroz lucha.

Su gran poder y voluntad son inagotables.

Desde la colina embiste a la inalcanzable nube lejana,

O permanece en un barranco impenetrable.

Prosa:

! Permaneció mucho tiempo en el bosque, pero hoy lo he apresado! La bravura de la lucha interrumpe su camino. El toro ya esta lejos de su anhelado pasto verde. Su mente todavía es terca y sin freno. Mi deseo de someterle me obliga a alzar el látigo.

Interpretación:

Mi búsqueda terminó pero apenas vislumbro el resto del camino. Sólo he encontrado el rumbo pero aún no comienzo a dar el primer paso. Ahora deberé trabajar en mi mismo. Ya no hay piedras en el camino exterior en el que buscaba; sólo hay deseos en el sendero interior que he descubierto. Debo trabajar en ellos para apaciguar mi mente y transitar por el camino de la meditación.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo meditacion, paz interior, zen

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s