Los diez toros del zen (versos y prosa de Kakuan) interpretados – 9

Ya llegué, ya no busco al toro porque lo encontré y domé, Ya tengo la paz del silencio y la soledad para seguir cultivando mi huerto.

Verso 9. Alcanzar la Fuente.

Demasiados pasos se han dado para regresar a la raíz y la fuente.

!Mejor hubiera sido sordo y ciego desde el inicio!

Morar en la propia intimidad, indiferente a lo de fuera.

Las aguas del río fluyen plácidas y las flores son rojas.

 Prosa: 

La verdad es clara desde el inicio. Equilibrado por el silencio, observo la producción y desintegración de formas. Quien no esta vinculado a las “formas”, no precisa ser “re-formado”. El agua es esmeralda, la montaña es añil, y observo la generación y la descomposición.

Interpretación:

Una vez que comprendo, que el vacío me llena, tomo conciencia de qué y quién soy. La soledad y el silencio me dan la fuerza para penetrar en las formas e identificar su esencia. Mientras el toro pasta plácido y domado, mi mente se interna por los laberintos de las formas y no se pierde. Ya llegué.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo meditacion, paz interior, zen

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s