¿Ganarás el pan con el sudor de tu frente?

El calendario social colgado en una pared de Airbnb Inc. está lleno de notas adhesivas multicolores. Un reciente miércoles estaba reservado para una reunión con vino y quesos para charlar sobre opciones sobre acciones. Para el viernes estaba prevista una parrillada en la terraza de la compañía y el sábado, un concurso de baile.

También están los beneficios permanentes en la empresa de 120 empleados que conecta dueños de espacios de alquiler, ya sea un apartamento o una mansión, con personas que necesitan alojamiento temporal. Están los Lunes de Bigotes (los empleados usan bigotes postizos), los Martes de Yoga (antes de la hora del almuerzo) y el Recreo del Jueves (los empleados juegan a la pelota por toda la empresa).

Trabajar en Airbnb “es como (estar en) un colegio muy divertido donde a uno le pagan”, dice Joe Gebbia, cofundador de la empresa, cuyas oficinas cuentan con una casa del árbol interior de dos pisos y una sección de un avión en desuso. “O quizá sea más como un campamento”.

Aquí, en la capital del más reciente auge tecnológico, ingenieros y desarrolladores de productos trabajan hasta muy entrada la noche para crear la próxima gran sensación. Pero se toman igualmente en serio la cultura de la oficina, alentando una conducta que llega a un nivel de efervescencia que no se ha visto en una década.

En Zynga, el desarrollador de juegos para redes sociales, los empleados almuerzan y cenan gratis, fuente de chocolate incluida.

Algunas nuevas empresas de Internet festejan como si fuera 1999. Airbnb tiene prevista una fiesta a fin de mes que incluirá la visita del rapero y ocasional inversionista en tecnología M.C. Hammer. La sala de fiestas del sitio de reseñas Yelp Inc. cuenta con tres barriles de cerveza con iPads incorporados para ofrecer información acerca de la bebida disponible. El mes pasado, Peanut Labs Inc., que se describe como “una empresa social de monetización”, y AdParlor Inc., el principal operador de grandes campañas publicitarias en Facebook, patrocinaron el crucero parrandero “Pirates of Silicon Valley”.

Las compañías dicen que la feroz competencia por talento entre nuevas empresas tecnológicas exige ofrecer privilegios extraordinarios para atraer y retener empleados.

En Facebook, la red social patrocina un “día de juego” anual, en el cual la compañía entera compite en clásicos juegos infantiles.

El sitio de almacenamiento en línea Dropbox Inc. tiene una sala de rock donde los empleados tocan guitarras y baterías, y otra dedicada al juego Dance Dance Revolution.

Los almuerzos gourmet gratuitos para todos los empleados ahora son cosa de rutina. Zynga Inc. sirve almuerzos y cenas usando ingredientes especiales como aceite de wasabi, mayonesa japonesa y dulce de piña, como también frutas y verduras de productores locales. La compañía de juegos de redes sociales ha dicho que su meta es proveer comida sostenible y fresca en vez de hacer ofrecimientos llamativos o excesivos.

Las camisas azules y pantalones caquis que definían el código de vestimenta de 1999 han dado pie al culto de la sudadera con capucha. De hecho, muchos de los líderes de la industria tecnológica, incluidos los cerebros de Dropbox; Rovio Mobile Ltd., el fabricante de Angry Birds, y FourSquare Labs Inc., llevan sudaderas en conferencias de prensa y reuniones.

El fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, quien ha convertido la prenda en su uniforme, se la quitó para una cena en febrero con el presidente Barack Obama. Cuando Obama visitó la sede Facebook en abril, se presentó como “el tipo que logró que Mark usara saco y corbata”. Zuckerberg, de 27 años, terminó la sesión regalándole a Obama una sudadera con capucha.

Para Airbnb, que fue fundada en 2008, la diversión institucionalizada es filosofía. “Uno no se puede tomar el día muy en serio si está en una reunión con alguien que lleva puesto un bigote postizo”, dice Gebbia, quien con frecuencia participa en el Lunes de Bigote de la compañía que cofundó.

Gebbia, de 29 años, dice que crear un espacio en el que la gente se sienta cómoda alienta la innovación: “Trabajaremos con intensidad y jugaremos con intensidad”.

La nueva oficina de Airbnb, una sede de 2.300 metros cuadrados en San Francisco a la cual se mudaron hace tres semanas, está inspirada en la primera sede de la empresa: el apartamento de Gebbia. Allí, los empleados trabajaban uno encima del otro incluso en habitaciones y la cocina. En la nueva oficina, amplias bancas rodean tres ‘salas de estar’ que se usan como salas de conferencia y una casa del árbol interior tiene un espacio para tomar siestas.

Airbnb ha logrado no sólo aumentar sus ventas sino también generar el interés de los inversionistas. Las reservas en su sitio crecieron 800% el año pasado y casi se duplicaron en los últimos cuatro meses.

“Creo que uno se siente como en casa”, dice Gebbia. “Si sientes pasión por algo, y adoras trabajar en ello, ¿al final del día sentiste que estuviste trabajando?”

Autor: Geoffrey A. Fowler, WSJ.

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo meditacion, negocios, paz interior, zen

Una respuesta a “¿Ganarás el pan con el sudor de tu frente?

  1. It’s hard to come by knowledgeable people about this
    topic, however, you seem like you know what you’re talking about!
    Thanks

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s