El papel de la biología en la felicidad

felicidad

La curva tiene aproximadamente forma de sonrisa. Es alta por los extremos y baja por el centro. El eje vertical indica el bienestar psicológico de los ciudadanos: cuanto más felices son, más sube la curva. El eje horizontal indica su edad. La curva con forma de sonrisa es, por lo tanto, la curva de la felicidad. O, más exactamente, de cómo evoluciona la felicidad a lo largo de la vida. Es alta en la juventud, cae a un mínimo entre los 40 y los 50 años y vuelve a subir después.

El fenómeno se ha observado en estudios realizados en más de 50 países, tanto en hombres como en mujeres, tanto en personas con pareja como en personas sin pareja, tanto con hijos como sin hijos.

Aunque no afecta a todo el mundo por igual, y hay personas que apenas experimentan esta oscilación en la felicidad, algo ocurre en el cerebro humano alrededor de los 40 años -algo afortunadamente pasajero- que hace que durante algunos años resulte más difícil disfrutar de la vida.

Las explicaciones tradicionales se han centrado en factores socioeconómicos. Algunos investigadores han propuesto que hacia la mitad de la vida es cuando muchas personas se convencen de que sus grandes sueños de juventud ya no se van a cumplir. Otros, que es una edad en que es frecuente pasar por dificultades económicas, especialmente para quienes tienen hijos o personas mayores a su cargo. Otros, que a los 40 las personas aún no suelen tener la serenidad y la experiencia que les permitirá aceptar mejor los contratiempos a edades más avanzadas…

Una nueva investigación realizada con 336 chimpancés y 172 orangutanes ha demostrado ahora que los grandes simios también experimentan una crisis en su bienestar psicológico hacia la mitad de la vida. Los resultados indican que “los factores socioeconómicos no bastan para explicar la crisis” de los 40 y que “también intervienen los factores biológicos que compartimos con otras especies”, ha declarado Alexander Weiss, psicólogo de la Universidad de Edimburgo (Reino Unido) y primer autor de la investigación.

Esta gran muestra de primates se ha obtenido de más de cincuenta zoos, dos centros de investigación y una reserva de Estados Unidos, Japón, Australia y Singapur. La muestra incluye simios de todas las edades. Para analizar su bienestar, se ha preguntado a cuidadores, investigadores y voluntarios que habían trabajado con ellos durante por lo menos dos años que evaluaran su estado de ánimo, sus ganas de relacionarse con otros simios o su capacidad de conseguir comida u otros objetivos que se proponían.

La investigación ha sido coordinada por Andrew Oswald, economista de la Universidad de Warwick (Reino Unido) y uno de los máximos expertos mundiales en el estudio científico de la felicidad humana. “Una de las razones que nos llevaron a analizar datos de simios es que, en personas, la curva en forma de U es independiente del nivel de educación, los ingresos o el estado civil”, lo que hacía suponer que esta curva está moldeada por factores biológicos, ha declarado Oswald a la BBC.

Según los resultados de la investigación presentados la semana pasada en la revista Proceedings de la Academia Nacional de Ciencias de EE.UU., los chimpancés y los orangutanes jóvenes y ancianos disfrutan de un mayor bienestar psicológico que los adultos de mediana edad.

En chimpancés, el punto más bajo de la curva de la felicidad se sitúa hacia los 28 años. En orangutanes, se sitúa hacia los 35. Por lo tanto, tienen la crisis de los 30, más que la de los 40. Los autores de la investigación lo atribuyen a que la vida de los chimpancés y los orangutanes es más corta que la de las personas. Alcanzan la madurez sexual a una edad más precoz y en cautividad llegan a vivir hasta alrededor de los 60 años. Para ellos, igual que para las personas, el punto más bajo de bienestar psicológico llega aproximadamente en la mitad de su vida.

“Nuestra investigación no ha analizado la causa de este fenómeno”, ha declarado Alexander Weiss por correo electrónico a La Vanguardia. Pero sugiere que “podría ser debido a cambios relacionados con la edad comunes al cerebro de humanos, chimpancés y orangutanes”.

Por ejemplo, es posible que las regiones del cerebro que procesan el bienestar psicológico cambien con la edad, apunta el investigador. O bien que tengan una gran influencia los altibajos en los niveles de hormonas sexuales que actúan sobre el cerebro -sobre todo la testosterona en hombres y los estrógenos en mujeres-. Otra posibilidad es que influyan los cambios en la actividad de neurotransmisores relacionados con el bienestar, como la serotonina o la dopamina. O simplemente que, con la edad, humanos y simios adquieran estrategias para regular mejor sus emociones, como relacionarse con aquellos congéneres con los que se encuentran más a gusto y no aspirar a conseguir objetivos inalcanzables.

“Es demasiado pronto para saber cuál de estas hipótesis es correcta”, advierte Weiss, quien destaca que serán necesarias más investigaciones para comprender mejor la felicidad humana. Por ahora, admite, cualquier explicación es especulativa.

En cualquier caso, los autores de la investigación no creen que la crisis de los 40 se deba a una única causa. Más probablemente, afirman, se debe a una combinación de factores, algunos de los cuales son biológicos y otros culturales. “Lo que este estudio demuestra”, afirma Weiss, es que las explicaciones socio económicas “pueden mostrar parte de la imagen, pero no muestran la imagen completa”.

Fuente:    Josep Corbella, lavanguardia.com

2 comentarios

Archivado bajo Ciencia, espiritu, meditacion, negocios, paz interior, zen

2 Respuestas a “El papel de la biología en la felicidad

  1. TERESITA BERGERO

    HUAAAAUUU…TENGO 71…Y SIII SOY FELIZ…GRACIAS A
    NELSON ESTOY AQUI FELICITACIONES….ES UD. UN HERMOSO SER DE LUZ ..REITERO GRACIAS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s