¿Existió realmente un hombre llamado Jesús?

¿Existio Jesucristo o fue simplemente un invento?

En el libro titulado “Jesucristo nunca ha existido”, del investigador y escritor Emilio Bossi, se puede leer — y se debe — que en realidad Jesucristo no existió, no fue un personaje histórico.


Los griegos y los romanos no oyeron hablar de él, su nombre no aparece en obras profanas hasta un siglo después y aún así indirectamente, a propósito de movimientos y de las persecuciones de la secta cristiana. En el mismo judaísmo no dejó una impresión muy duradera. Filón muerto hacia el año 50 nada sabe de él. Josefo nacido en el año 37 y que escribió hasta finales de siglo sienta su condena en algunas líneas como un suceso vulgar y al enumerar las sectas omite a los cristianos.

Un escritor hebreo, Justo de Tiberiades compuso una historia hebrea desde Moises hasta finales del año 50 yno cita siquiera el nombre de Jesucristo.

Plutarco nacido 50 años después de Jesucristo, historiador eminente y concienzudo no pudo haber ignorado, de conocerla, la existencia de Cristo y «sus proezas». Séneca no dice una palabra de Cristo aunque hablando de los cristianos no los distingue de los hebreos.

El mismo silencio de la historia hacia Jesús, se produce hacía los apóstoles acerca de los cuales no existen más documentos que los eclesiásticos.

Los únicos autores profanos que han hablado de Cristo fueron el historiador hebreo Josefo, Tácito, Suetonio y Plinio. Se demuestra que Suetonio y Plinioentran en contradiciones y se excluyen uno a otro y las pocas líneas de Josefo y Tácito han sido falsificadas. Por si fuera poco, ninguno de los que debieron tener tratos con Jesús, como Pilatos, Hanán, Caifás, etc., no dejaron rastro en su historia de estas relaciones. Los únicos testimonios que hablan de la vida y obra de Jesucristo son los evangelios y datan de los siglos III y IV y no son prueba de la existencia de tal personaje.

La vida, el pensamiento, la acción, la palabra, la doctrina de Cristo no existe en los evangelios, como no sea en cuanto son predichos por los profetas o previstos por el Antiguo Testamento. Si nace en Betlem, van a Egipto, si Herodes ordena la matanza de los inocentes, si vuelve a Galilea y vive en Nazaret (para poder llamarse Nazareno), si encuentra a Juan Bautista, va a Cafarnaun, sana endemoniados, cura muchedumbres y les prohibe que lo divulguen, habla en parábolas para no ser comprendido, Judas le traiciona, en la cruz pide de beber, etc…, es para cumplir las Escrituras y las profecías. Cristo ni dijo ni fue él mismo, más que lo que la Escritura había ordenado que hiciera o fuera.

Por si fuera poco, existen numerosas contradiciones y omisiones entre los cuatro evangelistas. Mateo y Lucas dan distintas versiones de la genealogía de Jesús. En cuanto al viaje de María y José, Marcos y Lucasse contradicen en si pasan o no por Jerusalén, si huyen a Egipto o no. Marcos y Juan nada dicen de la infancia de Jesús. Hay contradicción en cuanto a dónde vive y sus viajes a Jerusalén donde es conocido o no. Las hay también en si Juan Bautista conoce o no a Jesús, en el día de la última cena, en la escena del huerto de Getsemaní, ni en la hora de la muerte.

En otro lugar de esta obra se pregunta el autor que si Jesucristo nunca existió, cómo y por qué fue inventado, para pasar a demostrar que otros personajes análogos e idénticos le precedieron en la historia de los mitos.

En la antigua India hubo más de un Dios redentor, Vishnu se encarnó nueve veces, tomando forma humana para redimir a la humanidad. En la octava se encarna en Cristna y en la novena en Buda.

Cristna nace de una virgen y está vaticinado en los libros sagrados indios. Su venida le es revelada a la madre de la virgen para dar el nombre de la misma y que se sepa el destino del que ha de venir. Hay un tirano que al enterarse en sueños de tal nacimiento y que le destronará ordena una matanza de los niños nacidos esa noche, el día del nacimiento ( en un redil) es adorado por pastores. En fin que resucita muertos, cura leprosos, devuelve vistas y oídos. Un día que se enfadó con sus seguidores se les aparece con el rostro rodeado de tanta luz que estos no pueden resistirlo. A raiz de este hecho le llamaron“Jezcus Cristna” (nacido de la pura esencia divina). Todo eso ocuría 3.500 años antes de nuestra era.

La novena encarnación es como Buda. Fue revelada en sueños a su madre la grandeza del hijo y el carisma que éste tendría entre sus semejantes. Escoge para nacer una casta principesca (como Jesús). La madre de Buda se llamaba Maya o Maïa y le concibió fuera de toda relación sexual. Dotado de gran inteligencia maravilló los doctores con su sabiduría, abandonó el lecho materno para cumplir su misión. Fue tentado varias veces por el demonio pero salió victorioso de ellas. El más celebre de sus discursos fue “El sermón de la montaña”, (como el de Jesús), tuvo su discípulo traidor y sus dos discípulos diametralmente opuestos, lo mismo que Pedro y Juan. Después de su muerte se aparece a sus discípulos en forma luminosa con la cabeza rodeada con una aureola. En el budismo se encuentran todas las prácticas religiosas del cristianismo y cuando los misioneros católicos se encontraron por primera vez con los monjes budistas, creyeron en un engaño del diablo.

Mitra es el dios redentor de Persia. Llamado también Señor, “nace” en la gruta de una virgen, el mismo día que “nacío” Cristo, el 25 de Diciembre, o sea el solsisticio de invierno. La madre, como no podía ser menos, permanece virgen después del parto. Se anuncia astrológicamente por una estrella que aparece en el Oriente y unos magos le llevan perfumes, oro y mirra. Muere como Cristo en el equinocio de primavera y sus penas redimieron a la humanidad.

En Egipto también tenían su Dios redentor en Oro HorusNacido de una virgen en el solsticio de invierno, muerto en el equinocio de primavera y también resucitado. Tuvo su huida llevado por la virgen Isis en un asno.

También Baco (llamado Salvador) nacía en el solsticio de invierno, después de muerto bajaba a los infiernos y resucitaba. La mitología del antiguo testamento se basa en estos conceptos fundamentales: Dios, la creación, la caída de los angeles, el Edén, la serpiente y el pecado original, el diluvio, la torre de Babel, los angeles y los demonios, el Paraiso y el infierno, los Patriarcas, un legislador inspirado y los profetas. Pero esta mitología no es original, pues la tuvieron otros pueblos antes que el hebreo.

Dupuis, un Dios nacido de una virgen, en el solsticio de invierno, y resucitado en la Pascua, después de haber descendido a los infiernos; un Dios que lleva tras de sí un cortejo de doce apóstoles correspondientes a las doce constelaciones, y que hace pasar a la humanidad bajo el imperio de la luz, no puede ser más que un Dios solar, copiado de tantos mitos heliosísticos que abundan en Oriente.

Más evidencias:

La estrella que estuvo presente en los lugares de nacimiento de estos personajes es Sirio, un sol lejano que parece un cometa y hacia el 25 de diciembre en la cuenca del Mar Mediterráneo parece que queda fija en el cielo muy cerca de la tierra, apuntando a un lugar determinado, justamente el supuesto lugar de nacimiento.

Sirio es acompañada por otras tres estrellas alineadas que conforman el cinturón de Orión y son llamadas desde antiguo Los Tres Reyes o los Tres Magos.

Muchos de los siguientes personajes también tienen características parecidas, han nacido de una virgen, el 25 de diciembre, han sido niños prodigio, maestros jóvenes en el templo, fueron bautizados a los 30 años, tuvieron 12 discípulos, hicieron milagros, caminaron sobre las aguas, resucitaron muertos, finalmente fueron crucificados, enterrados, a los 3 días resucitaron y luego subieron al cielo.

Se les conocían como La luz, el Mesías, el Ungido de Dios, el hijo del Hombre, el buen pastor, el Cordero de Dios, La palabra, Etc.

– Adad de Asiria
– Alcides de Tebas
– Apolonio de Tiana
– Attis de Phrygia
– Baal de Fenicia
– Buda
– Hesus de los druidas (este nombre me suena mucho… ¡Hummm!)
– Deva de Siam (Hoy es Tailandia)
– Horus (este dios egipcio fue muy importante)
– Indra de Tíbet / India
– Jao de Nepal
– Krishna de India
– Mithra de Persia
– Odín de los escandinavos
– Prometeo de Cáucaso / Grecia
– Quetzalcóatl de México
– Thor de los galos
– Tammuz de Siria
– Thor de los galos
– Xamolxis de Tracia
– Zaratustra / Zoroastro de Persia
– Zoar de los Bonzes
– Bali de Afganistán
– Beddru de Japón
– Crite de Caldea
– Mikado de Sintoos
– Salivahana de Bermuda
– Monarca universal de Sibyls
– Wittoba del Bilingonese
– Hércules…. Apolo, Adonis, Zeus

Todos estos personajes tienen paralelismos increíbles con Jesús de Nazaret.

Fuente:   http://conspiraciones1040.blogspot.com/2012/02/existio-jesucristo-o-fue-simplemente-un.html#.UM2qneQlmSp

15 comentarios

Archivado bajo budismo, Ciencia, espiritu, meditacion, negocios, paz interior, zen

15 Respuestas a “¿Existió realmente un hombre llamado Jesús?

  1. Fabio

    Hola, interesante hipótesis pero, ¿es realmente importante que haya o no existido un Jesús histórico, de carne y hueso?, también se especuló que Siddharta Gautama, el Buddha nunca existió, que rea un mito solar; ¿eso le quita mérito a la doctrina?

    • Mariano Merino

      No lo es si estamos hablando de la doctrina, pero en este caso se plantea la existencia del hombre, del Jesús histórico, figura que siempre se ha dado como incuestionable… y parece ser que lo es.

      • Fabio

        De todas maneras no me parece relevante que haya o no existido; me recuerda al ejemplo citado por el Buddha del hombre herido por una flecha. Saludos.

      • Mariano Merino

        Fabio: siempre es relevante conocer la verdad acerca de los llamados “grandes hombres” por el efecto ejemplo que proyectan. ¿Sería la misma nuestra aceptación hacia las hazañas de Alejandro Magno si supiéramos que no existió sino fue el producto de la mente de un escritor?

  2. Fabio

    Sin ánimos de polemizar, gran parte de los ejemplos citados ya han sido expuestos en el libro “Shiva y Dionisos”, de Alain Danielou; además de otros ensayos escritos por diferentes autores, entre ellos, John Allegro; entonces tampoco podemos creer literalmente todo lo que se escribió sobre la vida del Buddha.
    Cordiales saludos,
    Fabio

    • Mariano Merino

      Son muchos los autores que han tocado este tema, y quizás cuántos más lo han investigado en silencio; no olvides que solamente por estar hablando de este tema hace unos pocos siglos nos hubieran quemado en la hoguera.

      Sólo los necios creen literalmente las cosas. El mismo Budha dijo que ni siquiera hay que creer en él.

  3. Estoy con Fabio, lo importante es la doctrina. ¿Cómo se puede saber de la existencia de un hombre normal de hace 2000 años que solamente fue noticia durante 3 años de su vida y que vivió en un extremo del imperio romano?Lo interesante sería saber como esta doctrina ha ido cambiando con el paso de los tiempos, hasta qué punto ha sido manipulada por la iglesia. Un ejemplo lo tenemos en los tiempos actuales en España: ¿qué está haciendo la iglesia por las familias desahuciadas, por la desesperación de sus miembros? ¿dónde ha quedado en estos tiempos la doctrina de Jesucristo?

    • Mariano Merino

      Todos estamos con Fabio. Lo que quiero puntualizar es que el artículo se refiere al Jesús físico y no a su doctrina. En otro artículo es posible que hablemos de la doctrina, pero por ahora estamos centrados en la existencia real de un hombre que de normal no tuvo nada. ¿Acaso es normal que resucite muertos de varios días, o transforme el pan y el vino, o toque a los leprosos sin contagiarse y los sane? Un hombre así se hubiera notado, así estuviera en una isla desierta.

      Personalmente, no me interesa su doctrina, la que es por demás conocida. Esas preguntas que planteas deben dirigirlas a los dignatarios de su Iglesia. Que ellos las contesten; después de todo, para eso se les paga ¿verdad?

      • …un hombre así se hubiera notado en una isla desierta… pero es que tú no estás hablando de la persona sino del personaje. Quieres centrarte en la existencia de un hombre pero tú hablas de alguien que resucitaba a los muertos, o sea, del personaje y no de la persona. Las religiones y los nacionalismos son la misma cosa, unos han sido sustituidos por otras pero en el fondo son solamente una identificación mental, un sentido de pertenencia, y ambos se forman a partir del mito y de la leyenda. A partir de una historia más o menos real, ésta es manipulada, tergiversada, inventada…”que una verdad no te estropee una gran historia”, y esa gran historia es la historia de Jesucristo y de otros más. Y ¿cuál es esa verdad? que Jesucristo o como se llamase seguramente era alguien con mucha carisma en aquella época, tal vez con gran don de palabra, un líder, que predicaba la “libertad de su pueblo” (el reino de los cielos) contra el yugo romano..o sea que fuera un zelote y al ser crucificado es convertido en mártir a ojos de sus seguidores. El haber luchado contra los romanos, ésto es lo que tiene en común con cierta secta cuyos miembros llamados cristianos son asesinados, machacados, devorados por leones. Ambos tienen un enemigo común, y son los miembros de esta secta allá en las catacumbas los que convierten al hombre en mito. Personaje y secta quedan ligados para siempre. La religión cristiana es la de mayor adeptos en todo el mundo por la que da idea de la dimensión universal que tiene Jesucristo. Por tanto: ¿existió la persona? seguramente sí, ¿existió el personaje?no..bueno en las películas y en los cuentos sí…

        Respecto a las preguntas que he planteado antes tengo la sensación de que me desvié del tema. Perdón.

      • Mariano Merino

        Estimados, por mas que traten de llevar la discusión hacia el tema de la doctrina para ocultar la verdad, hay un hecho concreto: el Jesús histórico no existió. No hay ni un solo testimonio no sesgado ni interesado que lo corrobore. Todos los que existen provienen de los Evangelios.

        En cuanto a la doctrina cristiana, ¿de qué vamos a hablar, si es un copy/paste de las antiguas enseñanzas de varias fuentes? No hay nada original en ella que amerite una discusión, ni menos un cuestionamiento. No se puede discutir lo que es eterno.

        El único tema de interés en la figura de Jesús es su existencia histórica.

  4. hola señores es la primera ves q visito su pajina y m parecio muy bien ok baybay.

  5. adolf

    Cuando quiero saber si la fuente de la que quiero beber es limpia y saludable suelo ver los temas consabidos sobre los que no hay duda posible. En este caso, y tras leer algunos artículos muy interesantes sobre la física cuántica y demás escritos en este basto blog, me he encontrado con este singular artículo que me ha dado una noción de error ya viéndolo desde lejos… y que por tanto me han hecho reflexionar sobre el resto contenido.
    Umm… decir que además de los innumerables errores sobre Mitra y otros sobre los que puedes encontrar amplia información científica en internet, y no quiero duplicar, te tendrías que preguntar si como practicante de zen te interesa o nó la existencia de un Jesús histórico. Y esto planteado de una forma natural y no comprometida.
    Si das credibilidad a cualquier escrito sin rigor ni merecimietno alguno, por qué despreciar los evangelios?
    Sin entrar en ese basto tema solo comentar los manuscritos aparecidos en las cuevas de Qumram están datados antes del 80 y vienen a recoger fragmentos de Hechos, Romanos, Timoteo, Santiago y Pedro. Anteriores a lo que disponía hasta la fecha, increíble!.
    Te adjunto un vídeo de Puente Ojeda, de la Uiversidad Complutense muy interesante:

    Y también:
    http://www.mundohistoria.org/temas_foro/historia-la-edad-antigua/pruebas-historicas-jesus-historicidad-los-evangelios
    Pero hay muchisimo, solo hay que investigar.
    Un cordial saludo

    • Mariano Merino

      Muy interesante comentario. Aporta con altura, y por eso lo expongo in extenso, para ganancia de todos nosotros.
      Personalmente, me interesan todos los temas sin que necesariamente me case con ninguno. Siguiendo al Budha, no creo ni en el mismo Budha siquiera.
      En el caso de Jesus, en particular, esta fuera de discusion de que los Evangelios, fuente casi unica y exclusiva de su existencia, fueron copias casi fieles de textos y tradiciones anteriores a su tiempo. Es muy facil de comprobar, y basta con la comparacion textual, sobre la cual hay ya varios libros. No se trata de despreciar los evangelios; es que ya son demasiado conocidos; de lo que no se habla son de sus fuentes, no de sus autores.
      En cuanto a saber de la existencia real de la persona, tiene importancia como la de cualquier otro heroe o maestro de la antiguedad, y es por eso que seguimos buscando la tumba de Alejandro. En este caso en particular, siempre ha llamado la atencion de que nunca se hable de la existencia fisica de uno de los hombres catalogados como el mas extraordinario, y recien ahora (cuando las presiones de la Iglesia ya no son efectivas) esta comenzando la discusion a njivel publico. Es hasta sospechoso de que se sepa mas de Hermes Trimegisto que de Jesucristo, siendo que el lapso de tiempo que nos separa de este ultimo es mucho menor.
      Respecto a los Manuscritos del Mar Muerto, o de Qumram, es sabido que refuerzan la existencia de los libros evangelicos y de sus autores, cosa que nadie niega, e incluso menciona a otros que fueron ocultados por la iglesia. Pero si queremos ser serios, deberiamos preguntarnos porque esos textos se parecen tanto, demadiado quizas, a la epopeya de Gilgamesh o a los discursos del budha y a otros que son bastante mas antiguas. Es que deberemos creer que el Sermon de Benares es una copia del Sermon de ;la Montana porque dicen lo mismo, siendo que Gautama vivio 500 anos antes que el Cristo? O deberemos creer en una feliz coincidencia?
      Y en cuanto a beber de las fuentes, yo hago lo mismo. Esa es la razon por la que no soy cristiano, porque no reconozco fuente genuina alguna en el cristianismo. Todas sus fuentes son anteriores, y a ellas me remito.
      Muy interesante el video. Recomiendo que lo vean los lectores.

  6. La necesidad de la existencia de Jesús como personaje histórico radica en que la religión cristiana se basa en la fe. En creer que existió. Una religion que premia el creer, debe mantener aunque sea una minima sospecha de que aquello en lo que se pide creer, realmente existió. A poco que nos detengamos a observar la historia, veremos que el cristianismo que conocemos se empezó a cocinar por el emperador Constantino y se fijó en el concilio de Nicea y posteriores con el unico fin de dotar a Roma de una estabilidad meramente política. Probablemente Jesús sea el compendio de mitos, personas reales (un presunto hijo bastardo del hijo de Herodes) y tradición judía con el fin de obtener un personaje que diera respuesta a multiples preguntas. En cualquier caso, la religión cristiana, como buena religión teísta, cuenta con un seguro por si todo lo demás falla. La fé y los misterios de un dios, lleno de misterios y fuera del alcance de la logica y de las leyes naturales, al que no podemos (ni debemos) comprender.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s