Meditar caminando: el como hacerlo

mujer-caminando

Quieres meditar caminando? Es fácil: camina. No te preocupes de tu respiración ni de nada formal, clase de ropa, tipo de zancada, nada. Solo de caminar, de dar un paso tras otro y de llevar agua y ojala algo de música rítmica que se acople a tu paso. Nada mas. Al comienzo te sentirás eufórico/a, tus pasos estarán llenos de energía, y tu mente llena de ideas y pensamientos. Déjala pensar, déjala llenarse.

 

Al cabo de una media hora o mas, la naturaleza cósmica (eufemismo místico de ácido láctico) comenzara a reclamar sus territorios y sentirás cansancio, acogedor al comienzo y luego exigente. Y notaras que tu mente deja de procesar pensamientos, se va aquietando.

Mas adelante, tu mente dejara de trabajar; solo tu cuerpo seguirá esforzándose por dar un paso, y otro. Y tu mente dejara de trabajar. Seras sentidos, solo sentidos. El paisaje atacara tus sentidos, tus ojos, tus oídos, sentirás la brisa en la piel, todo lo que llamas mundo estará contigo pero tu no lo juzgaras, lo dejaras pasar…. Estarás meditando, tu mente estará en paz. Aprovecha a atesorar esos momentos, que con el tiempo te llegaran en forma automática y sin necesitad de poner a tu cuerpo en situaciones extremas. Ves que es fácil? Es simplemente hacer.

Mariano Merino

Deja un comentario

Archivado bajo budismo, Ciencia, espiritu, meditacion, paz interior, zen

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s