Los diez toros del zen (versos y prosa de Kakuan) interpretados – 6

Regreso a casa, a seguir cuidando a mi toro, a no dejarlo ir.

Verso 6. Montándolo hasta casa.

Monto el toro, lentamente  regreso a casa.

El son de mi flauta endulza la tarde.

Marco con palmas la armonía que me acompaña, y dirijo el ritmo eterno.

Quien oiga esta melodía se unirá a mí.

 Prosa:

La lucha ha terminado, se han equilibrado pérdida y ganancia. Canto la canción del leñador de la aldea, y entono melodías infantiles. A horcajadas sobre el toro,  contemplo las nubes en el cielo. Recorro mi camino, sin importarme quien desde atrás me llame.

Interpretación:

La alegría me embarga por haber encontrado a mi toro, a mi yo, pero no me ciega. Se que si me descuido lo volveré a perder. Así que regreso a lo que siempre fui y nunca debí dejar, al cuidado del toro. Regreso a casa.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo meditacion, paz interior, zen

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s